Rechazada la adjudicación de la gestión del sistema de depuración de Ribeira con una rebaja del 21 %

El contrato que no se pudo adjudicar incluye la depuradora de Couso | Chechu Río
|

La corporación municipal ribeirense tenía sobre la mesa una propuesta de la Alcaldía para adjudicar a Sociedad de Fomento Agrícola Castellonense S.A. los servicios de operación y mantenimiento para los sistemas de saneamiento en alta y depuración asociados a las EDAR de Couso y Corrubedo por un importe de 3.368.919 euros, lo que suponía una rebaja de 896.615 euros (-21%) respecto al precio de licitación. El alcalde, Manuel Ruiz, recordó que el contrato será por tres años, pudiendo prorrogarse durante uno más, y que la adjudicataria debe adscribir al servicio tres vehículos medioambientalmente eficientes y que toda la electricidad consumida sea renovable, destinar 10.000 euros al año a campañas de comunicación y divulgación del nuevo servicio y poner en marcha un plan de formación.


Durante sus intervenciones, los diferentes grupos municipales expresaron su deseo de que el Concello aplicase esa rebaja ofertada por la empresa propuesta de cerca de 300.000 euros al año en la tasa correspondiente que pagan los vecinos por ese servicio, que supondrían que se ahorrasen entre un 10% y 15%. Sin embargo, pese a ello, hubo algunas formaciones políticas que dejaron entrever que su voto iba a ser contrario. Sucedió en el caso del PBBI, que recordó que varios grupos se habían posicionado a favor de la gestión directa del mismo, le volvió a solicitar la realización de un estudio real de los costes del abastecimiento de agua y que se vigilase que la reducción ofertada no repercuta en la calidad de la prestación del servicio ni en que se dejen de realizar los trabajos de mantenimiento. Por su parte, el BNG insistió en su postura de que proponer y apoyar otro modelo de depuración y que la gestión sea directa por parte del Concello, algo que también defendió el PSOE, para lo que propuso la creación de una empresa pública.


Ruiz Rivas había avisado que si el pleno no adjudicaba ese servicio con la rebaja del 21% no se le podría reducir la tasa a los vecinos, y precisó que esa era la única forma de conseguirlo, y permitir que quienes los están pasando mal puedan estar algo más desahogados. Además, el PP precisó que con esa adjudicación se conseguiría regularizar la situación que acarrea reparos por parte de la Intervención municipal, al pagarse facturas fuera del contrato. En la votación, el PBBI y BNG sumaron 9 votos en contra frente a los ocho del PP a favor -no contaba con la concejala que presentó su dimisión, Ana Ruiz- y las tres abstenciones del PSOE y SumaRibeira. El alcalde recriminó a los dos grupos municipales que se opusieron a la adjudicación lo que acababan de hacer “contra o Concello” y anunció que estudiará con los servicios jurídicos todas las fórmulas legales para determinar si ambos tienen alguna responsabilidad, para acometer las acciones oportunas contra ellos “por haber metido un pufo de case un millón de euros” y haciendo que el Concello pague ese dinero de más a dos empresas ”por un peor servizo”. Pero, también dijo que esta propuesta la volverá a llevar al pleno para que tengan la oportunidad de cambiar su voto. 

Rechazada la adjudicación de la gestión del sistema de depuración de Ribeira con una rebaja del 21 %