Mexillón de Galicia testa palillos de madera y plástico para sus bateas

Ángeles Longa Portabales es la responsable de I+D de Mexillón | m. ferreirós
|

La responsable del área de I+D de Mexillón de Galicia, Ángeles Longa Portabales presentó ayer el resultado del proyecto europeo Acuieco que, entre otras cuestiones, busca promover una acuicultura más sostenible en las rías gallegas y, de forma específica, en la Ría Baixas. El proyecto se inició en diciembre de 2019 con el objetivo de reforzar la “Guía de boas prácticas” y profundizando en qué acciones podrían llevarse a cabo en el futuro.


Fue gracias a este proyecto que en el Consello Regulador conocieron más de cerca cómo se gestionan los materiales empleados en el cultivo del mejillón, dado que se mantuvieron reuniones con asociaciones de productores y se llevaron a cabo encuestas con más de 500 bateeiros de la Ría de Arousa. Ángeles Longa explica que “todo esto nos ha servido para ver cuales son los materiales que más se desperdician y que pueden llegar a las playas. El que más son los palillos de las bateas”. Es por ello que, aunque de una forma muy tímida, se ha podido testar el uso de otros materiales para los palillos como la madera o los plásticos biodegradables. Eso sí, matiza Longa Portabales que “no ha habido tiempo de ver si tienen durabilidad o si funcionan a largo plazo. Además no existe tampoco una solución única porque no son lo mismo las cuerdas para la semilla que para la cosecha, de ahí que haya que seguir avanzando en esta línea”. Y es que sí, los palillos de las bateas son un residuo habitual que acostumbra a encontrarse en las playas de la Ría de Arousa. La doctora en Biología no niega que “si son materiales caros lo que va a haber que utilizar eso podría encarecer el producto, o no, porque lo que es caro hoy no lo es mañana. Lo que está claro es que Europa dice que va a haber cambios y que tenemos que estar preparados”.


Longa defiende que esos cambios no serían drásticos porque “estamos ante un sector que sempre asumiu a reutilización dos materiais como algo normal.


Del estudio realizado bajo el amparo de Acuieco se desprende que cuando más se pierden los palillos es durante el cepillado de las cuerdas. Eso sí, apunta la bióloga que “tampoco son volúmenes tremendos, son menos del 1 % por batea. También se produce esa pérdida cuando las cuerdas pierden torsión”. Añade que “sabemos que hay un problema y tenemos que ver cómo solucionarlo”.


El proyecto tendrá una jornada final el próximo día 9 que será cuando se presentará un vídeo elaborado por Jaime Olmedo para visibilizar a las mujeres bateeiras. Y es que, según Ángeles Longa, suponen casi un carto del total del sector. “Son más de 700 las mujeres que trabajan en las bateas y que muchas veces están olvidadas”, explica. Además habrá una mesa redonda con el sector para reflexionar sobre las buenas prácticas.

Mexillón de Galicia testa palillos de madera y plástico para sus bateas