“¿Hay sitio para un cojo?”, el acto de compañerismo de Manu en Os Ingleses

Os Ingleses comenzó la segunda fase con triunfo ante el Muralla pese a sus problemas de lesiones | Mónica Ferreirós
|

La plaga de lesiones en una temporada atípica marcada por la larga inactividad y una preparación corta y apurada por los plazos ha provocado un carrusel de percances en Os InglesesRC que tienen al equipo bajo mínimos. El técnico David Lema ya contaba el sábado con jugar en inferioridad numérica ante el Muralla, pero se llevó una sorpresa inesperada antes del partido. “Llegó Manu con la mochila y me preguntó si había sitio para un cojo”. El venezolano era uno de los descartados debido a una lesión de tobillo. “Lo tiene inflamado, es un problema de ligamentos, pero quiso echar una mano dadas las circunstancias”.

No solo jugó lesionado, sino que fue uno de los destacados porque es el apertura, el director del juego. “Demostró compromiso con sus compañeros, que son sus amigos. En este deporte es habitual jugar lesionado, pero él no tenía que haberlo hecho tal y como tenía el tobillo, además llevaba sin entrenar dos semanas”, explica el técnico. Tampoco se trataba de un partido trascendental, ya que Os Ingleses está jugando por quedar del cuarto al sexto puesto en la Liga Gallega, pero Manu no quiso que sus compañeros afrontasen el partido en cuadro.

Os Ingleses RC ganó 36-25 un duelo que empezó con mucho ritmo y en plan dominador, pero en el que notó un notable bajón físico ya en el primer tiempo. Tras la charla del descanso los locales subieron el nivel de nuevo y remontaron para adjudicarse el triunfo. Aunque el resultado fue lo de menos. El partido será recordado por el acto de compañerismo de Manu, que puso en riesgo su integridad física al encontrarse mermado por una lesión para echar una mano al equipo dadas las circunstancias. Todo por una cuestión de compromiso con el equipo.

“¿Hay sitio para un cojo?”, el acto de compañerismo de Manu en Os Ingleses