Auténtico infierno

|

Después de una década luchando, desde una plataforma ciudadana, parecía que ya nada nos debería sorprender, pero cada semana aparecen casos más sangrantes. Como el de esa familia, una mujer divorciada que tiene a su cargo una hija de 12 años de edad, que está bajo la angustia de lo que va a pasar con la ejecución hipotecaria que tiene en marcha. Al parecer ya había sido objeto de un intento de desahucio, hace algunos meses, pero cuando llegaba la comisión judicial, se había intentando suicidar delante de ellos y automáticamente dejaron sin efecto la toma de posesión.


Una mujer y su hija, además de sus padres, que han vivido un auténtico infierno a lo largo de cierto tiempo. Ella víctima de violencia de género, ya desde que estaba embarazada de 4 meses de su hija. Su pareja la maltrataba, de manera habitual, cuando llegaba a casa bebido. Ella se encuentra a tratamiento psicológico y sigue intentando quitarse la vida, cuando tiene ocasión. Ya no puede más.


Su padre, que además es avalista del préstamo hipotecario, ha tenido varios intentos de suicidio dentro de las propias instalaciones de la entidad financiera, delante del director de la misma. Al padre lo habían puesto como avalista del préstamo hipotecario de su hija a pesar de tener constancia de que tenía reconocido una situación de invalidez permanente absoluta.


La hija de la señora, actualmente de 12 primaveras, desde los 6 años de edad había surgido abusos sexuales reconocidos, por parte del hijastro de su pareja, con “tocamientos con connotación sexual”, según consta en el informe del forense.


La familia vive en una pequeña localidad de Galicia y trata de salir adelante, dejando atrás ese infierno que han vivido. Nosotros, además de otras instituciones, seguimos luchando para lograr que puedan vivir con la Dignidad necesaria. 

Auténtico infierno