Pulmón verde que languidece

El tejado de las pallozas, mesas y bancos del merendero y la señalización del parque de San Roque son ejemplos del deterioro | Chechu Río
|

El que estaba llamado a ser por parte de la autoridades locales el gran pulmón verde de Ribeira languidece por la falta de una adecuada conservación y una periódica labor de mantenimiento. El parque periurbano de San Roque presenta un aspecto que hasta provoca rechazo en el gran número de visitantes que pretende acudir a disfrutar de ese enclave. Además de que las zonas verdes presentan un aspecto desarreglado, con hierbas muy altas e incluso maleza, son varios elementos que lo confirman los que precisan de algo más que un lavado de cara. Las reproducciones de tres pallozas son un ejemplo de ese abandono al que está siendo sometido ese recinto, pues sus tejados están al descubierto y en sus interiores se pueden encontrar restos de podas o similares. La zona del anfiteatro es otro enclave en el que se comprueba el abandono en el que está sumido este entorno paisajístico.

Hay elementos como la señalización y carteles informativos que presentan un grave deterioro, que en parte son fruto del vandalismo tras haber arrancado algunos letreros o señales, como por las pintadas o escritos de mensajes críticos con la gestión de esta superficie o para lanzar consignas de todo tipo. Pero los visitantes advierten que no toda la culpa se le puede echar a los gamberros, sino que señalan que es fácilmente comprobable como los materiales de que están hechos, sobre todo madera, se están estropeando o pudriendo con el paso del tiempo sin que nadie haga nada por remediarlo, y lo que se podría solucionar con una mano de pintura o de barniz ya no será suficiente.



Diario de arousa 2021 06 15 017 0c5833de



La zona del merendero, junto a las barbacoas, es otro ejemplo del abandono y la demostración se encuentra en algunas de las mesas y bancos, tanto de madera como de piedra que están rotos. Pero, los visitantes señalan que no hace falta meterse tan adentro para darse cuenta del paulatino deterioro, como sucede con la pasarela peatonal que hay desde la entrada principal, con tablones rotos y podridos, lo mismo que sucede con los peldaños de acceso al cenador de madera instalado unos metros más adelante de ese acceso. Y advierten que el ecoparque que se ha creado en el interior de dicho recinto lleva camino de deteriorarse si los responsables del mismo no le prestan la atención que precisa. 


IMG 20210614 161858


Pulmón verde que languidece