A Compostela, primera playa de Vilagarcía en adherirse a la campaña “sen fume”

Los dos ediles izaron ayer la bandera “sen fume” en A Compostela | G. Salgado
|

A Compostela es ya el primer arenal de Vilagarcía en adherirse a la campaña “Praia sen fume”. La edila de Sanidade, Matilde Laya, y el de Praias, Diego García, izaban ayer la bandera que incluye a este céntrico arenal en una iniciativa promovida por la Dirección Xeral de Saúde Pública. La campaña no conlleva la imposición de sanciones a las personas que fumen en este espacio, sino que es una iniciativa de concienciación sobre los riesgos del tabaquismo y sobre los efectos que tiene para la salud tanto de los consumidores activos como pasivos. Eso sí, desde Ravella se hace un llamamiento a respetar este espacio reservado “sen fume”.

Además de la colocación de la bandera se pondrá un panel informativo y se repartirá diverso material entre la población. Como compromiso de adhesión a esta iniciativa simbólica el Concello se compromete a desarrollar en el arenal actividades y acciones encaminadas a lograr una sociedad libre de tabaco. Al estar en esta campaña el arenal de Vilagarcía será promocionado en la web de la Consellería de Sanidade y de otras entidades y se incluirá en folletos turísticos de la comunidad autóno, además de formar parte de una red de excelencia.

La elección de las playas para llevar a cabo esta iniciativa no es algo casual. Al tratarse de uno de los espacios al aire libre más apreciados como lugar de encuentro, lúdico y para el disfrute de todas las edades, son los sitios idóneos para concienciar a los adultos y a los niños sobre los riesgos que conlleva el tabaquismo, tanto activo como pasivo.

En O Salnés hay otras playas adheridas a esta campaña. En Vilanova es la de Con da Mina; en O Grove las de Area das Pipas y Area Grande; en Cambados A Torre, O Facho y Saíñas y en Sanxenxo son Panadeira, Silgar, Baltar, Caneliñas, Espiñeira, Areas Gordas, A Lapa, Foxos, A Lanzada y también Major.

A Compostela, primera playa de Vilagarcía en adherirse a la campaña “sen fume”