Trasladan al hospital a un joven herido en una pelea en Ribeira y al que custodiaron policías por estar muy agresivo

La Policía Local de Ribeira, junto con una patrulla de la comisaría, fue movilizada por dos peleas en la Praza de Pontevedra | Chechu Río
|

La Praza de Pontevedra, en el barrio ribeirense de Bandourrío, fue escenario en las primeras horas de la noche del viernes de un par de peleas. La primera de ellas se registró en torno a las 22.00 horas y fueron algunos particulares los que avisaron a las Policías Local y Nacional, que acudieron al lugar con sus patrullas de servicio, pero cuando llegaron ya no quedaba rastro de la reyerta. Una hora y media después, varios testigos alertaron a esas mismas fuerzas de seguridad de otra pelea entre dos personas, de 19 y 21 años. En este caso, si que se encontraron con los implicados y lo más llamativo es que uno de ellos, que presentaba diversas heridas, estaba muy agresivo, una actitud que mantuvo en su traslado en una ambulancia asistencial del 061 al Hospital do Barbanza.

Ello provocó que los agentes municipales fueran custodiándolo dentro de ese vehículo asistencial hasta llegar a las Urgencias del complejo hospitalario ubicado en al parroquia ribeirense de Oleiros, y que además los acompañase un coche patrulla de la comisaría. Una vez en el hospital comarcal se precisó la ayuda de varias personas para poder ponerle una inyección para tranquilizarlo, y los efectivos policiales se pudieron marchar cuando llegó un familiar y se hizo cargo de esa persona.


Por otro lado, en las primeras horas de la tarde de ayer se registró una situación anómala en el servicio de la Policía Local, que estuvo durante algo más de un par de horas con la presencia de un auxiliar, debido a que los dos agentes municipales con que compartía turno estaban citados para ponerse la segunda dosis de la vacuna de la Covid-19, algo que se sabía con antelación y, pese a ello, no se estableció refuerzo alguno de ese servicio. Afortunadamente, durante ese periodo no se recibieron llamadas para reclamar la presencia policial en algún sitio, pues en caso de que las hubiese el referido auxiliar no podría acudir a ellas, derivándolas a la Policía Nacional, que no tiene competencias en algunas materias, por lo que posiblemente quedarían sin atender. Algunos vecinos que tuvieron conocimiento de esta situación expresaron su preocupación en el caso de que se hubiera registrado un suceso grave como el de la tarde el viernes de la explosión por el reventón de una tubería de agua y en el que dos operarios resultaron heridos.

Trasladan al hospital a un joven herido en una pelea en Ribeira y al que custodiaron policías por estar muy agresivo