Mèliés reaparece casi un siglo después y firma su mejor truco

El alcalde, Outón y representantes de la Fundación atienden a las explicaciones de la guía | mónica ferreirós
|

Atravesar las cortinas rojas del vehículo de Fundación “la Caixa” supone entrar en un mundo absolutamente mágico. Georges Méliés reaparece casi un siglo después de su muerte y envuelve al visitante en un universo de sueños. El París de 1900 resurge a los ojos del espectador, que revive una y otra vez las escenas de una sociedad que comenzaba a ver cómo la realidad se podía mover, gracias a las cámaras de los hermanos Lumiére. Unas proyecciones que hicieron soñar a numerosas personas, pero solo uno de aquellos espectadores supo comprender la importancia de aquel momento.


Georges Mèliés, hijo de un adinerado empresario que enseguida cambió la tradición familiar por el ilusionismo, enseguida se compró una cámara para hacer magia con ella. En la exposición puede verse una maqueta de su estudio y reproduciones en miniaturas de Mèliés haciendo todas las funciones posibles. Fue productor, director e intérprete de su primera película, que uniría el cine con el universo sin igual de Julio Verne. “Viaje a la Luna” fue el primer largometraje de la historia, pese a que solo duró quince minutos. Era, también, cine unido a una historia, lo que convirtió a Méliés en todo un pionero. Y su arte con el dibujo junto a su destreza como prestidigitador concibieron los efectos especiales


Visitas guiadas

Esto es solo parte de la historia de la exposición “Empieza el espectáculo. George Mèliés y el cine de 1900”. El alcalde, Alberto Varela; la edil de Cultura, Sonia Outón; la directora comercial de CaixaBank Red de Galicia, Marta Albela; la responsable territorial de la Fundación, Susan Santos y el comisario, Sergi Martín, inauguraron ayer la muestra. que puede verse en A Marina, en horario de mañana y tarde, con visitas guiadas a las 12 y a las 19 horas.

Mèliés reaparece casi un siglo después y firma su mejor truco