La oposición de Ribadumia se une y pide explicaciones sobre la polémica fiesta

Parte de la Corporación municipal, durante un debate en el salón de actos, en imagen de archivo | m. f.
|

Todos los grupos de la oposición con representación en Ribadumia (PP, PSOE y Somos) emitieron ayer un comunicado conjunto en demanda de explicaciones por parte del alcalde, David Castro. Las exigen a raíz de la fiesta nocturna en el domicilio del regidor en la que, hace cerca de un mes, llegó a actuar la Guardia Civil para controlar el cumplimiento de medidas antiCovid. No hubo denuncias ni sanciones contra los allí presentes, pero sí polémica política, que a la vista está que colea. Y también una denuncia del portavoz de Somos, Enrique Oubiña, quien aseguró haber recibido amenazas de personas que abandonaban el evento, puesto que el edil opositor vive a escasos metros de aquel escenario.


Después de lo ocurrido entonces, “as tres forzas políticas solicitamos de xeito público a comparecencia inmediata do alcalde David Castro Mougán para dar explicacións”. También la convocatoria de un Pleno para abordar el asunto. El PP, por su parte, metió por registro también un escrito.


No hubo respuesta, denuncian, así que los grupos críticos han pedido formalmente la celebración de ese Pleno extraordinario, que ahora se fuerza para que tenga lugar en la noche de este jueves, después del ordinario. Los tres grupos opositores presentan una moción conjunta sobre ello.


“Gravidade”

“O que os concelleiros que asinamos esta moción queremos pór de relevancia é a gravidade dos ataques que un concelleiro da corporación recibiu a noite referida, cando dúas persoas que saían da casa na que vive David Castro logo de que a Garda Civil disolvese unha festa que alí se celebraba se achegaron a vivenda dese concelleiro para increpalo e ameazalo, uns feitos inaceptables en democracia, e tamén a gravidade das reaccións, tamén inaceptables, de IR e de David Castro”, opinan en el escrito. “Ningunha persoa pode ser obxecto de actos deste tipo polo mero feito de participar na vida política do seu concello e defender os seus ideais de maneira democrática”, amplían.


Van más allá al valorar que “David Castro, lonxe de condenar este ataque, aínda tivo a ben facer unhas declaracións públicas totalmente lamentables, menosprezando a función pública dun concelleiro, amosando un claro prexuízo cara esa persoa e por extensión cara o resto da Corporación”.


“A falta dunha resposta contundente e contraria a este tipo de actos por parte de David Castro e de IR da a entender á cidadanía que o alcalde de Ribadumia e o seu partido aproban estes comportamentos e iso é inaceptable”, sigue el comunicado.


Justifican así esa moción: Para “deixar clara no Pleno” las posturas de todos los grupos, incluido la del gobierno local y la del alcalde, afirman.

La oposición de Ribadumia se une y pide explicaciones sobre la polémica fiesta