Fallece una joven cuyo coche estaba parado en la AG-11 y fue embestido por otro vehículo

Los Bomberos de los parques comarcales de Boiro y de Ribeira procedieron a la excarcelación del Honda Civic para liberar y extraer a la víctima, a la que los sanitarios trataron de reanimar sin éxito | Chechu Río
|

Una mujer de nacionalidad portuguesa, pero afincada en el lugar boirense de Escarabote, cuya identidad responde a las iniciales D.C.S.C.G., de 31 años, falleció ayer como consecuencia de un accidente de tráfico registrado poco antes de las doce del mediodía en la Autovía do Barbanza, en la calzada en dirección hacia Ribeira, a la altura de la salida del lugar boirense de Vilariño. El siniestro se produjo, al parecer, cuando el vehículo en el que iba, un Honda Civic con matrícula lusa, se encontraba parado en medio de la calzada poco antes del kilómetro 24 y con el freno de mano puesto, y fue embestido bruscamente por un Renault Megane Scenic, cuyo conductor resultó ileso. De todas maneras, este último fue atendido allí por los servicios sanitarios debido a su estado de nerviosismo, pero finalmente recibió el alta sin necesidad de ser trasladado a un centro de salud u hospital.

Fueron varios particulares los que avisaron de la colisión entre dos coches al 112 Galicia, precisando que podría haber heridos y atrapados. Fue entonces cuando se movilizó un amplio dispositivo formado por las dotaciones de los parques comarcales de Bomberos de Boiro y Ribeira, Protección Civil, Policía Local, Guardia Civil de Tráfico de Santiago y Urxencias Sanitarias 061-Galicia, que desplazó una ambulancia asistencial y un helicóptero medicalizado. La calzada fue cortada debido a que estaba ocupada por los coches siniestrados y los de emergencias, incluyendo la aeronave, que aterrizo en la propia AG-11. Ello provocó que se formase una larga caravana que sobrepasaba el puente entre Cespón y Taragoña. Al marcharse el helicóptero se dio paso por un margen de la calzada, pero la normalidad en la circulación no se restableció hasta las tres menos cuarto de la tarde.

Cuando los equipos de emergencias y sanitarios llegaron al lugar se encontraron con que había una sola persona en el interior del Honda Civic, que estaba encartado y que fue necesario excarcelar para liberar a la víctima, a la que una vez fuera se le estuvieron realizando durante media hora maniobras de reanimación pero finalmente no se pudo hacer nada por salvarle la vida y la médico del helicóptero del 061 certificó su muerte. Pese a que la mujer fallecida se hallaba sentada en el asiento del copiloto y con el cuerpo tumbado en el del conductor, se cree que ella era la persona que iba a los mandos del mismo en el momento en que, posiblemente, sufrió una avería y se detuvo en las calzada. Las principales hipótesis apuntan a que, a consecuencia del incidente que se registró en el Honda Civic, la mujer activó el freno de mano y se trasladó al asiento de al lado para buscar un chaleco y la documentación para llamar al seguro del vehículo, pero poco después fue alcanzada por otro coche que lo desplazó varios metros y, fruto del impacto, varios trozos de los coches quedaron esparcido por la calzada.

Con todos los medios movilizados en el lugar del accidente, en un primer momento hubo bastante confusión sobre lo sucedido. Debido a que únicamente se hallaba una mujer en el interior del Honda Civic, y que concretamente estaba en el asiento del copiloto, se especuló con la posibilidad de que el conductor se había marchado del sitio. Incluso, sobre el cuerpo de la víctima había apoyado una silla de bebé, en la que había un chupete colgando y una galleta media mordida, por lo que se estuvo buscando a un niño de corta edad, pero se acabó descartando que hubiera alguien más que la víctima en ese coche.

Por otro lado, al lugar del accidente acudió el primer teniente de alcalde boirense, Luis Ruiz, para interesarse por lo sucedido a esta mujer afincada en la localidad. Indicó que el Concello activó todos los mecanismos para apoyar a sus cuatro hijos y al resto de su familia en todo lo que necesiten, bien directamente a través de los Servicios Sociales o bien por medio de organizaciones benéficas que trabajan en Boiro. 


El otro vehículo implicado en el siniestro fue un Renault Megane Scenic  Chechu Río




Fallece una joven cuyo coche estaba parado en la AG-11 y fue embestido por otro vehículo