Denunciado un joven pobrense que dio positivo en alcoholemia tras ser interceptado de noche al volante de un coche con los faros apagados

|

Un operativo de seguridad ciudadana desarrollado conjuntamente por la Policía Local de A Pobra y la Guardia Civil de Boiro, en materia de control de la normativa anticovid, permitió interceptar a un vecino de la localidad pobrense, cuya edad ronda la treintena de años, cuando iba a los mandos de un vehículo a motor con una tasa de alcohol que excedía casi tres veces la tasa máxima permitida. Este punto de control se estableció en la Rúa Díaz de Rábago, tras detectar las fuerzas de seguridad un buen número de desplazamientos tras el cierre de locales hosteleros para continuar la diversión en fiestas en fincas y propiedades privadas, incluso en localidades vecinas, presuntamente conduciendo bajo la influencia de bebidas alcohólicas y drogas. Fruto de la referida vigilancia en ese vial, donde se detectó un gran tránsito de vehículos, los agentes detectaron un Seat Ibiza de color gris con los faros apagados que se aproximaba a ellos y le dieron el alto. Tras detenerse ese coche y proceder a interpelar a su conductor, los efectivos policiales detectaron en él una fuerte halitosis y que podía ir bajo los efectos de bebidas alcohólicas.


Debido a que la Policía Local pobrense carece de los medios para realizar la prueba de alcoholemia, concretamente un etilómetro evidencial, con la finalidad de perseguir ese tipo de delitos contra la seguridad vial, tal y como le encomienda el actual Código Penal, tuvo que solicitar la colaboración de los compañeros de la Policía Local de Boiro, acudiendo una patrulla de ese cuerpo hasta A Pobra. Una vez se le sometió al conductor a la primera prueba de alcoholemia, arrojó una tasa de 0,70 miligramos de alcohol por litro de aire expirado, y en la segunda dio un resultado de 0,68. Por ese motivo, se le abrieron diligencias en un atestado y fue denunciado por un delito contra la seguridad vial, y se le citó para la celebración de un juicio rápido señalado para las nueve y media de la mañana de este martes, día 3 de agosto, en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 1 de Ribeira. Además, ese automovilista será denunciado por una infracción recogida en el reglamento general de circulación. Por circular entre el ocaso y la puesta de sol sin el preceptivo alumbrado en el vehículo, lo que acarreará una sanción de 200 euros.

Denunciado un joven pobrense que dio positivo en alcoholemia tras ser interceptado de noche al volante de un coche con los faros apagados