lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Ravella se reafirma en la convivencia del tráfico rodado con el mercadillo

Ambulantes críticos con el proyecto del Concello para la zona | g. salgado

El gobierno local de Vilagarcía es tajante respecto a las críticas surgidas entre algunos ambulantes por la remodelación del mercadillo: Es necesaria la convivencia de los puestos con el doble sentido de circulación en Alexandre Bóveda. El ejecutivo que preside Alberto Varela asegura que cuenta con el informe favorable de la Policía Local y esgrime, además, el acuerdo firmado en su día con los ambulantes y los placeros en junio de 2020 en el que estos acataban el controvertido doble sentido también los martes y los sábados. La posición de Ravella no va a cambiar no solo porque hay un acuerdo firmado, sino porque advierten de que “se tiene que mantener con doble sentido de forma permanente como eje de entrada y salida al centro urbano”.

Desde el Concello recuerdan que su intención inicial no era la de mantener una sola línea de puestos en Alexandre Bóveda, sino que su intención era reubicar a los ambulantes en otras calles aledañas. Sin embargo en la negociación con los afectados cedieron, al entender que la proximidad con la Praza de Abastos era un plus para las ventas de unos y de otros. Ahora algunos de los que se van a quedar en esa zona no acaban de ver que vaya a funcionar lo de mantener el tráfico abierto esos dos días puntuales.


El gobierno municipal asegura que las obras estarán listas  antes de las fiestas
de Navidad 


El gobierno local recuerda que fue la semana pasada cuando se realizó una reunión para organizar el inicio de las obras acordadas. Y es que cabe destacar que se anchearán las aceras, lo que afectará de forma permanente a la ubicación de los puestos. En ese encuentro -con la concejala de Urbanismo, el de Seguridad Ciudadana y el jefe de la Policía Local- se les aseguró a los vendedores que los trabajos estarán listos antes de Navidad con el fin de afectar lo mínimo posible en una época de ventas importante.

Desde Ravella señalan que siempre “trataremos de conciliar los intereses de todos los sectores, pero en caso de conflicto habrá que velar por los intereses de la mayoría”. Reconoce el gobierno municipal que le gustaría que la reubicación de los puestos fuese “por consenso” y que seguirá trabajando “para que así sea”.


Cabe recordar que la preocupación de algunos ambulantes también se encuentra en la calle Arzobispo Lago, a donde también se contempla enviar a algunos de ellos. Con el anuncio de la humanización de este céntrico vial por parte del Concello algunos vendedores creen que el diseño que tiene en mente el gobierno municipal no es compatible con la colocación de la venta ambulante. 

Ravella se reafirma en la convivencia del tráfico rodado con el mercadillo

Te puede interesar