Exigen retirar las piedras caídas de dos casas en la aldea rianxeira de O Rabado y que cortan un vial

Los residentes salieron ayer de sus casas para reclamar la retirada de las piedras y que se restituya el tránsito viario | Chechu Río

Los residentes en la aldea de O Rabado, en la parroquia de O Araño, le solicitaron al Ayuntamiento rianxeiro que retire unas piedras que invaden la pista local que va hacia Ermida y que se derrumbaron hace poco más de dos meses de parte de las fachadas de dos casas antiguas y que impiden el paso de vehículos, causándoles graves perjuicios a los vecinos. Para darle mayor fuerza a su petición, llevaron a cabo una recogida de firmas, que fue respaldada por un total de 37 personas, todas ellas vecinas del referido lugar, así como de otrosde su entorno, como Lemos, Ermida y Ferreira, y que registraron a principios de agosto en el consistorio.


Teresa Calvo es uno de los vecinos que se sienten perjudicados por la situación, que les obliga a hacer uso de un vial alternativo con muchas limitaciones, pues dice que “está todo furado” y que es muy estrecho y no pueden pasar determinados vehículos, sobre todo de emergencias y otros de gran tamaño. Señala que, coincidiendo con la pequeña excavación que realizaron operarios municipales cerca de unas casas para que los vecinos pudieran instalar la manguera de la traída de agua potable, se vinieron abajo parte de las fachadas de dos viviendas separadas por un medianil, especialmente piedras de gran tamaño de una de ellas, y apunta que, posiblemente, fue debido a vibraciones que se generaron al picar el suelo, y que desde entonces no pueden pasar con los vehículos. De hecho, detalló que su hijo no puede ir a trabajar al mar debido a que no puede pasar con la lancha en el remolque. Y agregó que solicitaron hablar con el alcalde, “pero están a darnos largas, pois dinnos que nos chamarán en 15 dísa, pero transcurrido ese tempo ninguén contacta con nós”. De hecho, ella registró el viernes en el Concello un escrito dirigido al alcalde en el que le pide texualmente “retirar as pedras no Rabado, en Buía. É unha vergonza. Da a cara”.


Julio Sobradelo, padre del dueño de uno de los dos inmuebles en que se derribó parte de la fachada, presentó un escrito en el Concello de Rianxo para recordarle a sus responsables que sus obreros abrieron una pequeña zanja delante de su vivienda para que los vecinos del lugar pudieran instalar gomas para contar con agua potable. Según su testimonio, con motivo de esas obras se desprendió parte de la esquina de la fachada principal de ese inmueble, “por lo que le corresponde a la Administración local iniciar un expediente de responsabilidad patrimonial para la valoración y pago de los mismos”, manifestó.


El alcalde rianxeiro salió al paso de las quejas indicando que se produjo una coincidencia en el tiempo entre la ejecución de las referidas obras, en las que el Concello colaboró con los vecinos promotores de la misma, y el derribo de las citadas fachadas, “pero aínda está por ver se esto último foi a causa das obras, e será noutra instancia, a través dun expediente de responsabilidade patrimonial ou un xuiz, onde se dirimirá a responsabilidade e quen ten que sufragar a actuación”. De todos modos, , Adolfo Muiños, que reconoció que las alternativas de paso no son las mejores, afirmó que lo que el Concello quiere es restituir el tránsito en el vial cortado, pero precisó que hay que hacerlo de una forma segura.


Para ello, el regidor local señaló que como no se trata de sacar las piedras de cualquier manera, pues existe el riesgo de que al retirar las piedras caídas se pueda venir más pared abajo, la Administración local encargó a un arquitecto y un ingeniero la elaboración de un proyecto que garantice la apertura con seguridad -se plantea apuntalar las casas afectadas por el derribo, algo con lo que discrepan los propietarios- de esa pista de O Rabado y que está a la espera de recibirlo para remitírselo próximamente a los dueños de los inmuebles afectados para instarles a que acometan esos trabajos o bien los realizará subsidiariamente el Ayuntamiento, pasándole luego los costes a esos propietarios.

Exigen retirar las piedras caídas de dos casas en la aldea rianxeira de O Rabado y que cortan un vial

Te puede interesar