Vecinos de A Laxe denuncian su abandono y la falta de limpieza

El mirador de A Laxe se encuentra con cintas por riesgo de desprendimiento | gonzalo salgado
|

Problemas constantes con el alumbrado público, pocos contenedores para la recogida de basura, parques abandonados y un mirador que es un peligro. Este es el resumen que los vecinos de A Laxe hacen del lugar y a lo que también se suma el mal estado en el que se encuentra el centro social de Contra Vento e Marea, con humedades e importantes daños estructurales. “Por nosotros nadie mira”, explican los afectados. 


Señalan que recientemente, con la celebración de las fiestas de Santa Marta, todo fueron obstáculos desde el Concello. “Facilidades cero. Todo eran obstáculos. Tuvimos que vallar nosotros todo y limpiar la zona. Por encima nos pedían unas cuestiones de protocolo que eran inasumibles para una comisión de fiestas”, explican los vecinos visiblemente enfadados. El problema es que ya llovía sobre mojado porque “está claro que mirarán mucho por el centro, pero por el rural nada de nada”. Señalan al parque infantil que hay justo al lado del centro social: “¿Vés como está esto? ¿Todo roto? Es una vergüenza”. También indican el estado del mirador -también al lado- en el que hay cintas que advierten del peligro de desprendimientos. “Es un peligro. Está todo abandonado”, replican.


Otro de los puntos negros es el centro social. Fue construido en su día por los vecinos, por lo que es propiedad suya, aunque el Concello realizó en su día algún retoque que “no ha servido para nada, porque está fatal”. En el interior hay humedades y desprendimientos de la pintura en las paredes, así como problemas con la electricidad. “Está claro que necesita un lavado de cara porque es una pena que esté así y que no pueda ser disfrutado al máximo por los vecinos”, manifiestan. La intención de algunos de los que conforman la comisión de fiestas es ponerse al frente de la asociación de vecinos de Contra Vento e Marea que, durante años, capitaneó las acciones en este enclave vilagarciano, pero que ha languidecido en los últimos tiempos. “Queremos dar un poco de vida a esto. Las fiestas este año han salido bien y han gustado mucho y nuestra idea es seguir para adelante y seguir haciendo cosas”. Eso sí, creen que el Concello debe “atender más esta zona”.

Vecinos de A Laxe denuncian su abandono y la falta de limpieza