La concesionaria de limpieza da de baja cinco equipos con más de 20 años de antigüedad

Operarios de Cespa realizando sus tareas | gonzalo salgado
|

La concesionaria del servicio de recogida y transporte de basura y limpieza de vías, plazas, parques y playas, Cespa, acaba de dar de baja de su parque móvil cinco vehículos que, en su gran mayoría, superaban los veinte años de antigüedad. En uno de los casos, un Renault que se usó como cisterna, fue dado de alta en 1993.


La empresa solicitó al Concello la baja de estos equipos para así ganar espacio en las instalaciones situadas en el polígono de Trabanca Badiña ya que, desde hace tiempo, Cespa realiza el servicio con sus propios medios. La Xunta de Goberno Local celebrada el 30 de agosto autorizó la baja en Tráfico de estos vehículos, que serán entregados a un gestor autorizado.


Fue en el año 1993 cuando el Concello adjudicó a Cespa la limpieza y recogida de basura. Siete años después, se amplió con una reestructuración del servicio y con fecha de finalización de contrato en 2015. El Pleno decidió entonces, no sin cierta polémica, la última prórroga que permitía el contrato, de tal forma que en 2018, sí o sí, debería convocarse un nuevo concurso.


No fue así y el servicio de limpieza y recogida de basura lleva tres años en “prórroga forzosa”, tal y como recuerdan desde Ferrovial-Cespa en el escrito dirigido a Ravella, en el que inciden en que muchos de los equipos incluidos en el contrato “están totalmente inservibles e outros teñen avarías que, pola súa gravidade, fan inviable a reparación”, por lo que la firma “está traballando con medios da súa propiedade”. 

La concesionaria de limpieza da de baja cinco equipos con más de 20 años de antigüedad