Álex Cobo y Róber se someten a una resonancia de urgencia

Álex Cobo y Róber, ayer momentos antes de ser examinados por el médico para evaluar sus lesiones | Cedida
|

El portero Álex Cobo, apoyado en unas muletas, y el delantero del Arosa Róber Fernández, ambos lesionados sus rodillas derechas en el último partido de liga ante el Marino de Luanco, deberán someterse a una resonancia magnética de urgencia para determinar el alcance exacto de sus dolencias.

Los dos futbolistas arlequinados pasaron hoy una revisión médica en la consulta del doctor Miragaya, que precisa de la resonancia magnética para establecer un diagnóstico más exacto y aplicar el tratamiento adecuado para cada uno de los dos jugadores.

La intención es que esta revisión se pueda realizar lo antes posible, motivo por el que se ha declarado la urgencia, ya que en este tipo de lesiones de rodilla el tiempo de actuación es determinante para una posterior recuperación.

A la espera de que se les practiquen estas pruebas específicas en los próximos días, tanto el portero como el delantero continuarán de baja sin poder entrenarse ni participar en los partidos con el resto de sus compañeros.

El delantero porriñés explicó que en el momento de la lesión sintió como si algo se descolocase y al instante se volviese a poner en su sitio en su pierna. El dolor que experimentó fue importante y le impidió continuar sobre el terreno de juego, motivo por el que fue sustituido en el primer cuarto de hora. En una primera evaluación realizada por el fisioterapeuta del club, Róber adelantó que “puede ser algo relacionado con una subluxación en la cabeza del peroné, pero hasta que me hagan las pruebas no se puede saber”, por lo que deberá aguardar a que estén los resultados de la resonancia magnética a la que se someterá.

Por su parte, el portero arosista, que se lesionó al realizar una parada y caer con todo el peso de su cuerpo sobre la rodilla, dice que en ese momento sintió un crujido y mucho dolor y que se dio cuenta de que la lesión sería grave porque al levantarse y apoyar la pierna en el suelo.

El guardameta recibió la primera exploración médica en el propio campo del Marino de Luanco por parte del doctor del equipo local, quien avanzó que “por las sensaciones que tenía podía tener afectado el menisco o el ligamento lateral externo, pero sin realizar pruebas es imposible saberlo”.

Estas dos lesiones suponen también un contratiempo deportivo para el entrenador del Arosa, aunque Jorge Otero en este sentido de lo único que se preocupa es de la salud de sus futbolistas. En este sentido, admitió que pese a la victoria del pasado domingo, “la peor noticia fueron las lesiones”.

Sin Róber ni Álex Cobo prepara ya el partido ante el Llanera del domingo a las 17.00 horas en A Lomba, donde el equipo tratará de mantener la racha victoriosa. 

Álex Cobo y Róber se someten a una resonancia de urgencia