Envían a tres jóvenes ribeirenses a prisión, eludible bajo fianzas de 8.000 euros, por la agresión a otro

Los tres jóvenes detenidos fueron puestos a disposición judicial el viernes | Chechu

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 1 de Ribeira dictó a última hora de la tarde del viernes sendos autos de ingreso en prisión, eludible bajo el pago de fianzas de 8.000 euros, para los ribeirenses P.E.H, A.F.G. y F.B.P., con edades entre 19 y 21 años, que están siendo investigados por un delito de lesiones graves, supuestamente con el agravante de ensañamiento -a la espera de su concreción durante la fase de instrucción-, a otro joven de la localidad. Los hechos que se les atribuyen se registraron en la madrugada del pasado domingo en el exterior de un local de copas en la zona de la movida nocturna del barrio de Bandourrío. Como consecuencia de las lesiones que presentaba, principalmente en la zona de la nariz, la víctima tuvo que ser atendida inicialmente en el centro de salud, y posteriormente fue evacuada al Clínico de Santiago debido a la gravedad que presentaban las mismas.

Agentes de la Policía Nacional adscritos a la comisaría de Ribeira los habían identificado a comienzos de esta semana como presuntos autores de los golpes recibidos por el joven que resultó herido, pero no fue hasta media mañana el viernes en que se tuvo conocimiento de que todos ellos estaban en las dependencias policiales en calidad de detenidos, a la espera de pasar a disposición de la autoridad judicial. Fuentes de la comisaría ribeirense, que apuntaron que el padre de la víctima presentó denuncia en relación a lo sucedido, indicaron en un comunicado que los tres muchachos arrestados le habían causado al otro joven “lesiones de especial consideración por las que tuvo que ser asistido de urgencia en el Hospital Universitario de Santiago de Compostela”.

Fue en torno a las ocho de la tarde del viernes en que los tres investigados salieron de la sede judicial de la capital barbanzana custodiados por agentes de la comisaría y trasladados a los calabozos de la Policía Local. Esa escena fue presenciada por familiares de los muchachos, a los que incluso se les pudo ver desde primera hora de la mañana de ayer cuando llegó la Guardia Civil que acudió a recogerlos para conducirlos a la cárcel provincial de Teixeiro, teniendo la oportunidad de abrazarse a ellos hasta que fueron introducidos en el furgón de traslados a centros penitenciarios. Uno de los jóvenes detenidos, P.E.H., tuvo que ser llevado hasta el centro de salud de Santa Uxía poco tiempo después de entrar en la celda de los calabozos municipales de Ribeira al sufrir una crisis de ansiedad, una situación que también se apuntó que padeció algún familiar de los muchachos arrestados cuando se encontraba delante del edificio de los juzgados de Ribeira. 

Envían a tres jóvenes ribeirenses a prisión, eludible bajo fianzas de 8.000 euros, por la agresión a otro

Te puede interesar