El Arosa se encomienda a la afición para romper la racha de derrotas

Aficionados del Arosa reunidos en el Duque para ver por televisión el último partido del Arosa | Mónica Ferreirós
|

El Arosa retoma hoy los entrenamientos para preparar el partido del próximo domingo a las siete de la tarde en A Lomba frente al Navalcarnero. Este encuentro tiene ya una trascendencia importante en el futuro inmediato de un equipo que necesita romper ya una racha de tres derrotas consecutivas.

El Arosa se encomienda, pues, a A Lomba para conseguir tres puntos que le den confianza para asumir los siguientes partidos ligueros que serán fuera de casa frente a Avilés y Palencia, que se encuentran en la zona alta de la tabla clasificatoria.

De este modo, la afición entra en juego en este momento del campeonato. Cuerpo técnico, jugadores y directivos piensan que el objetivo de la permanencia en la catogoría pasa por ganar los partidos de casa y en este sentido confían en que la grada contribuya con sus ánimos a que los futbolistas den lo mejor de sí en cada partido.

Cabe destacar que el Arosa es uno de los equipos que más aficionados atrae a su estadio, con una media de más de mil personas en los tres partidos disputados hasta el momento frente al Arenteiro, Llanera y Coruxo.

El rival del Arosa en el partido del domingo, el Navalcarnero, tiene siete puntos, los mismos puntos que el conjunto vilagarciano, por lo que un triunfo aliviaría tensiones para próximos compromisos dada la igualdad existente en la categoría.

El Navalcarnero consiguió sus siete puntos gracias a dos triunfos y un empate, todos ellos jugando como local. Sus partidos como visitante los cuenta por derrotas; 3-1 frente a la Gimnástica Segoviana; 3-0 ante el Unión Adarve; y 3-0 con el Palencia.

Mientras en casa no ha encajado ningún gol en contra; 2-0 ante el Llarena; 1-0 frente al Coruxo; y 0-0 en su partido contra el Avilés; fuera de casa pierde esa contundencia defensiva, ya que en tres partidos le han metido siete goles por tan solo uno a favor.

De ahí que la afición del Arosa juegue un papel determinante y protagonista en este y los siguientes partidos para que los vilagarcianos puedan sacar adelante sus partidos ante rivales de un nivel similar e incluso superior.

El presidente del club, Manolo Abalo, declaró que de momento la directiva no está preocupada por las tres derrotas consecutivas cosechadas por el equipo, si bien considera que ya ha llegado el momento de romper esa mala racha y la primera oportunidad para ello es este domingo a partir de las siete de la tarde en A Lomba ante el Navalcarnero y para ello confía ciegamente en el apoyo de los aficionados. 

El Arosa se encomienda a la afición para romper la racha de derrotas