Zapatero apuesta por el abolicionismo y Felipe González reivindica el feminismo "no agresivo" de Alborche

|

El feminismo, uno de los temas más presentes en el 40º Congreso del PSOE, se ha hecho hueco en los discursos de los expresidentes del Gobierno Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero. Mientras el primero ha reivindicado el feminismo "firme, alegre y no agresivo" de la que fuera su ministra Carmen Alborch, como el primigenio del partido, el segundo ha avisado de que "no hay 'feminismos pero' y ha defendido uno "consciente, responsable" y claramente "abolicionista" de la prostitución.


Este ha sido uno de los ejes principales de la intervención de Zapatero ante el plenario. Zapatero ha hablado justo antes que González, quien retomando el hilo argumental, se ha referido a Alborch nada más subir al escenario.


Así, ha subrayado que el feminismo de la fallecida exministra valenciana es "el que de verdad ha hecho transformar la igualdad". A su juicio, es imposible ver su lucha como "agresiva", porque aunque su feminismo fuera "firme y reivindicativo" también era "alegre". "Ese es el tipo de feminismo que tanto caracteriza la lucha se ha venido dando dentro del PSOE", ha aseverado.


Por su parte, Zapatero, que ha citado en varias ocasiones a María Zambrano y ha reivindicado a Clara Campoamor como "madre fundadora de la democracia española", ha hecho una clara advertencia a sus compañeros: "No admitamos, no nos dejemos influir, no hay feminismo pero".


En este contexto, ha incidido en que el feminismo es "la gran aportación de los últimos 50 años al cambio de las sociedades y donde mejor se ha manifestado el cambio de España" y ha alertado contra la "ideología antifeminista, se disfrace como se disfrace".


CONSCIENTE Y RESPONSABLE
Así, ha recalcado que el PSOE debe practicar un "feminismo consciente, responsable e inteligente" y mantenerlo como "uno de los grandes referentes la conquista de la igualdad y la lucha contra la discriminación de todos, pero especialmente de las mujeres", porque la que ellas sufren es "la más lacerante de la historia".


Zapatero ha mentado a Campoamor y su convicción abolicionista de "la aberración" que supone la Constitución y se ha dirigido a la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, para pedirle que este 40º Congreso sea el que "de manera definitiva abra la puerta a esa abolición y al final de la esclavitud que ha supuesto a lo largo de la historia".


"Dicen que es el oficio más viejo del mundo casi de manera exculpatoria, igual que la discriminación de la mujer es la más vieja del mundo y la más insoportable", ha dicho.


Zapatero apuesta por el abolicionismo y Felipe González reivindica el feminismo "no agresivo" de Alborche