Felipe VI reivindica una “defensa firme” de los valores democráticos

La princesa Leonor y el rey Felipe durante la ceremonia de entrega de los Premios, en el teatro Campoamor | EFE
|

Felipe VI incidió una vez más en que los valores democráticos no están garantizados y por ello es necesario defenderlos con firmeza y constancia, y dejó claro que el futuro dependerá de que cada uno cumpla con su deber pero también de que actúe con solidaridad y con cohesión.


El rey aprovechó su discurso durante la entrega de los Premios Princesa de Asturias 2021 para enviar un mensaje de esperanza ahora que la ceremonia pudo regresar al Teatro Campoamor después de que el año pasado no fuera posible por la pandemia: “Regresar aquí realmente significa mucho: significa reemprender nuestro camino”, celebró recordando los cambios que trae consigo el covid-19. “Ante todos estos cambios, no podemos detenernos. Rendirse no es una opción, nos decían los sanitarios en los peores momentos. Desfallecer o conformarse noes una alternativa. Es preciso seguir adelante”, recordó Felipe VI.


“Esta crisis nos ha hecho ver de nuevo una sociedad española fuerte, responsable, madura, solidaria y con gran capacidad de superación. Y esto es algo de lo que debemos sentirnos orgullosos”, resaltó el monarca, advirtiendo de que “no es suficiente”.


En su opinión, en momentos decisivos para el futuro como los actuales “necesitamos la serenidad y el sosiego que den firmeza a nuestros pasos”, señaló Felipe VI.


Cada año, con la entrega de estos premios, resaltó, “hemos transmitido un mensaje de esperanza”. De los galardonados hemos aprendido “cómo los valores inherentes a todo ser humano deben constituir un patrimonio de alcance universal”. También, continuó, “nos han advertido de la fragilidad de los valores democráticos, que no nos vienen dados, y cuyo vigor y vigencia demandan siempre una defensa firme, permanente, constante y consciente”. “De que la fortaleza y seguridad de un mejor futuro dependen de la responsabilidad, del cumplimiento del deber que a cada uno le corresponde, de la solidaridad y de nuestra cohesión”.


Como marca la tradición, el repasó los nombres de los premiados y sus trayectorias y también tuvo palabras de recuerdo, “sentido y cariñoso”, para isla de La Palma y quienes “allí viven, que sufren desde hace un mes la tremenda erupción volcánica”.


La ovación a los responsables de la vacuna contra el covid también fue protagonista de la gala de la nueva normalidad. 

Felipe VI reivindica una “defensa firme” de los valores democráticos