lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

El gobierno asume que habrá cambios en el contrato de la basura antes ya de adjudicarlo

El público pudo volver ayer a los plenos de Ravella tras el parón motivado por la pandemia | gonzalo salgado

El gobierno local de Vilagarcía parece tener claro que el contrato de la basura sufrirá modificaciones en los próximos años. Algo que en el Pleno de ayer sorprendió a los partidos de la oposición teniendo en cuenta que el contrato todavía no ha sido adjudicado y que los pliegos para sacarlo a licitación fueron tratados precisamente en la sesión de ayer por la tarde. Fue uno de los temas más candentes teniendo en cuenta que es con diferencia el contrato más caro de la administración municipal, dado que asciende a casi 40 millones de euros y que tiene una duración de ocho años.

El edil encargado del departamento de limpieza, Lino Mouriño, defendió la propuesta del equipo de gobierno alegando que supone la “renovación da maquinaria e tamén da calidade dos servizos con reforzo diario e para todas as zonas, ademais de contar con boas cláusulas nas condicións laborais dos traballadores”. Unos argumentos reforzados después por la portavoz del gobierno, Tania García.

Un discurso que no convenció a las filas de la oposición, especialmente a las de la izquierda, que acusaron al ejecutivo que preside Alberto Varela de “simular un diálogo e unha negociación que non existe”. Fue uno de los argumentos del edil de Ciudadanos, David Oliveira, que apuntó que el pliego del contrato “non garantiza a libre concorrencia” y que debería sacarse a concurso “en bloques para dar acceso tamén ás medianas empresas”.

Por su parte la portavoz de Podemos, María de la O Fernández, volvió a insistir en que el gobierno debería haber “polo menos estudiado” la posibilidad de “municipalizar os servizos, porque consideramos que sería unha fórmula máis eficiente e tamén con menos coste”.

El portavoz de Vilagarcía En Común, Juan Fajardo, dejó claro en su intervención que “estamos ante unha oportunidade perdida porque este goberno non é capaz de entender que hai servizos que necesitan algo máis que unha reforma”. El izquierdista lamentó que “non se diga nin se explique como é posible que unha persoa que vive no rural e ao que non lle van recoller o lixo todos os días vaia ter que pagar o mesmo que un que vive no centro de Vilagarcía con todos os servizos ao lado”. Fue Fajardo el que puso el acento en su intervención en el apartado laboral del pliego del contrato. Señaló que “é imposible mellorar a situación sen máis emprego, sen máis traballadores na rúa que poidan chegar a máis zonas”. Habló abiertamente de “falta de valentía” y de la “incapacidade do goberno por facer un análise da situación e tomar decisións en base a iso”.

Sobre la gestión del gobierno también centró el PP su postura. Su portavoz, Ana Granja, habló de “desidia” y de una “situación de la ciudad que ya es insostenible” en cuanto a la limpieza y recogida de la basura.

Como respuesta a los argumentos de la oposición Tania García ironizó sobre “as fórmulas máxicas que parecen ter algúns dicindo o ben que o farían eles no caso de gobernar.

Fue el alcalde, Alberto Varela, el encargado de tomar la palabra en último lugar para asegurar que “a proposta vai mellorar notablemente a calidade do servizo da recollida e do lixo e cunha modernización do sistema que fai moitísima falta. É necesario adaptarse ás novas realidades da cidade”.

Los votos favorables de los doce ediles del PSOE -junto a la abstención de Podemos y PP- aprobaron el pliego del contrato dando un paso más para poder sacar a concurso un servicio tan demandado y necesario.

Cabe recordar que la última prórroga a la empresa que lleva casi 30 años gestionando el servicio terminó en el año 2018, de ahí que urja adaptar las condiciones a una ciudad que ha cambiado mucho desde entonces.

El gobierno asume que habrá cambios en el contrato de la basura antes ya de adjudicarlo

Te puede interesar