lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

La base recupera su semblante

En las diferentes instalaciones deportivas arousanas se vieron este fin de semana imágenes inéditas en el último año

Por primera vez desde que estalló la pandemia de la Covid 19 y regresaron las competiciones federadas, una gran parte de deportistas en Galicia mayores de 12 años dejaron atrás la mascarilla para realizar entrenamientos y partidos, volviendo a una situación más parecida a la prepandemia en cuanto a sensaciones en la práctica deportiva.

La actividad deportiva federada había tenido que convivir hasta el momento con unas medidas de prevención muy rígidas, en las que el uso de la mascarilla era obligatorio. En instalaciones al aire libre o pabellones se repetían imágenes cada fin de semana de deportistas, e incluso árbitros, con las mascarillas bajadas durante los partidos o empapadas en sudor. Situaciones que ponían en entredicho la eficacia del uso preventivo de la mascarilla en el deporte.

El pasado fin de semana, una gran parte del deporte federado arousano volvió a una relativa normalidad en los partidos. Los mayores de 12 años vacunados con pauta completa o con certificado de vacunación Covid expedido por lo menos hace 14 días saltaron a las canchas con la cara descubierta. También los que realizaron test de antígenos o serológicos antes de la disputa de los encuentros. Las sensaciones fueron extrañas después de muchos meses conviviendo con la mascarilla. “Yo me notaba muy incómodo, me costaba incluso respirar. Ahora me siento más cómodo y libre”, dice un cadete del Arosa que juega en División de Honor. “La principal diferencia es que sin la mascarilla puede respirar muchor mejor y no tengo que gritar tanto, por lo que no fuerzo tanto la voz”, dice otro compañero. “Sin la mascarilla te sientes mucho más cómodo entrenando y jugando, porque con ella puesta molestaba bastante, sobre todo cuando se subía. Ahora estamos mucho más cómodos”.

Pero esta nueva normalidad, en la que se siguen manteniendo medidas preventivas en entrenamientos y partidos, no ha llegado todavía a todo el deporte base federado. Los menores de 12 años tienen que seguir entrenando y jugando con la máscara. Un elemento que ha sido el protagonista para prebejamines, benjamines y alevines, cuyas ligas ya están en marcha con la medidas preventivas por la Covid muy presentes. También para algunas actividades deportivas no federadas, por lo que todavía no se ha llegado al punto exacto anterior a la pandemia, aunque cada vez se van dando más pasos para que los deportistas, sobre todo en edades de formación, puedan sentirse “cómodos y libres”. 

La base recupera su semblante

Te puede interesar