Un amplio dispositivo busca en O Grove a un vecino de Ribadumia desaparecido cuando pescaba

Agentes de la Policía Local de O Grove rastrearon la costa junto a Emerxencias y Guardia Civil | cedida
|

 El vecino de Ribadumia Manuel Cores Villanueva, de 69 años de edad, desapareció ayer cuando practicaba pesca recreativa en Punta O Castriño, en O Grove. Salió por la mañana de casa y al no regresar para comer su familia salió a buscarlo y encontró su coche y la caña rota, así que se temieron lo peor. De este modo, se activó un dispositivo de búsqueda por tierra, mar y aire de casi cinco horas, pero sin éxito. El rastreo se retomará hoy por la mañana.


Buena para pescar y peligrosa


Todas las hipótesis están abiertas, pero a la vista de las circunstancias de su desaparición, la principal es que el hombre cayó al agua por un golpe de mar o porque resbaló o incluso pudo sufrir alguna indisposición. Eso sí, conocía el lugar; no era la primera vez que acudía a esta parte del litoral meco que, según lo expertos, “es muy buena para la pesca porque el mar bate mucho, pero muy peligrosa”.

Es un trecho empinado con piedras inestables y muy resbaladizas porque es una zona de rompiente casi en mar abierto. De hecho, ayer el mar estaba muy picado y esto dificultó las labores de búsqueda, impidiendo que los barcos de auxilio pudieran acercarse demasiado a las rocas.



Primera alerta


Sus familiares fueron los primeros en buscar al hombre, que es aficionado a la pesca recreativa y que, según fuentes vecinales, ya había acudido en otras ocasiones a este saliente, que está después de la playa de Carreiro. Sobre las ocho de la mañana había salido de su casa, en el lugar de Barreiro (Leiro) y a veces iba con otro pariente, pero esta vez lo hizo solo. Como a las dos de la tarde no cumplió lo prometido de regresar a comer, acudieron a buscarlo. Solo encontraron el vehículo y luego, entre las piedras, su caña, rota por algunas partes.

Durante un buen rato trataron de localizarlo, pero sin éxito, así que alertaron al 112 Galicia y a las cuatro y media de la tarde se había activado un amplio dispositivo de búsqueda que concluyó sobre las 21 horas sin encontrar rastro alguno de Manuel Cores.

Por tierra lo buscaron agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de O Grove, que fue la primera en llegar al punto e identificar la ubicación exacta para el resto de rescatadores. También efectivos Emerxencias, otros conocedores de la zona. Desde los servicios municipales indicaron que no es la primera vez que realizan un rescate en este lugar y marineros grovenses recordaban también que aquí desapareció hace unos años un pescador que iba al pulpo.

En el aire, el Pesca 1 y luego el Pesca 2 de Gardacostas se turnaron las labores de rastreo. Mientras que Salvamento Marítimo envió a una Salvamar, que incluso desplegó una embarcación auxiliar para poder acercarse lo máximo posible a la zona rocosa.


Ribadumia se suma a la busca


Los familiares del ribadumiense siguieron el dispositivo con angustia desde el mismo lugar y tras casi cinco horas, la noche se echó encima y se tuvo que suspender sin haber encontrado ningún rastro. Pero la búsqueda se retomará hoy a las ocho de la mañana y también participarán miembros de Protección Civil de Ribadumia. De hecho, el alcalde de esta localidad, David Castro, se lo trasladó personalmente a la Policía Local grovense, pues se desplazó al lugar cuando supo que el vecino de Leiro había desaparecido. l

Un amplio dispositivo busca en O Grove a un vecino de Ribadumia desaparecido cuando pescaba