Día de los grandes en A Lomba

El campo vilagarciano recibe esta tarde a uno de los granes de la categoría | m. ferreirós

El ascenso del Arosa el pasado mes de junio a Segunda RFEF tenía como uno de sus objetivos que el club, la afición y Vilagarcía disfrutaran de partidos como el que acoge esta tarde a A Lomba, con la visita del Salamanca UDS CF (17 horas). Llega un grande. Un gigante dormido y peleado con el gol, que de momento está lejos de los primeros puestos que ambiciona. De hecho está un punto por debajo del Arosa en la clasificación y no tiene demasiado margen de error esta tarde porque en caso de derrota incluso podría caer a puestos de descenso.

El Salamanca está necesitado de puntos, pero el Arosa también tiene muchas ganas de brindar una alegría a su afición, como reconoce el técnico Jorge Otero. “Estamos deseando todos corresponder el apoyo de la afición con una victoria en casa ante un rival de los grandes”. Será una tarde especial, de homenajes. El club realizará un reconocimiento público a los deportistas vilagarcianos e internacionales Jose Fontán y Jéssica Bouzas, que están dando sus primeros pasos brillantes en deportes profesionales tan complejos y competitivos como el fútbol y el tenis. También el socio de honor de la entidad, el presidente de Frinsa Ramiro Carregal Rey, recibirá un homenaje en los prolegómenos del encuentro por parte del Arosa y en presencia del alcalde.

El Arosa afronta la cita con la baja de Campillo por lesión. El central tiene un problema muscular en el sóleo y estará tres semanas de baja. Se une a Róber y Álex Cobo. Pese a las ausencias, el equipo de la capital arousana encara la cita con mucha confianza tras la victoria por 1-4 el domingo pasado en Gijón. “Siempre necesitas victorias. El equipo estaba trabajando bien, con confianza y haciendo muchas cosas bien, las victorias dan ese punto de tranquilidad”, explica el entrenador.

En el Arosa no se fijan en la discreta clasificación del Salamanca hasta el momento, y son conscientes de que hoy tendrán delante uno de los grandes de la competición. “La clasificación indica que aún no es el equipo que va a llegar a ser. Tiene muchas incorporaciones nuevas, pero tiene jugadores extraordinarios. Recibe pocos goles y eso es una cosa buena. A partir de ahí ese equipo va a crecer. Es un equipo hecho para estar arriba, de momento la clasificación no tienen los puntos que querrían, pero es un equipo que va a estar arriba”, sostiene sin dudas el entrenador de Nigrán.

“Vamos a tener que estar muy atentos, tener paciencia para crear ocasiones y sobre todo no equivocarnos, porque es un equipo que le saca un rendimiento tremendo a los goles que hace”. Solo marcó 3 goles hasta el momento, logrando tres victorias por la mínima y cuatro empates sin goles. El equipo que entrena Antonio Calderón es un muro.”Defensivamente está muy fuerte. Quiere dominar, quizá no tenga mucha llegada o finalización. De los 3 goles que lleva solo hizo uno en jugada, aunque es un dato que hay que cogerlo con pinzas porque tiene jugadores muy buenos que tienen que dar mucho más. Debemos tener cuidado, en cualquier momento van a empezar a coger la buena racha”.

Otero repitió la semana pasada Gijón alineación por primera vez en lo que va de liga. De mediocampo hacia adelante parece haber encontrado un cuarteto atacante que empieza a funcionar en armonía, con capacidad para generar fútbol y ocasiones. En defensa, sin embargo, todavía hay dudas y una aignatura pendiente los últimos partidos. “Nos está costando dejar la portería a cero porque estamos teniendo pequeños despistes, que nos hacen remar contra corriente. Es un aspecto que estamos intentando mejorar”.

El Salamanca lleva cinco partidos sin marcar, pero dos de sus tres victorias las consiguió a domicilio. Tiene una plantilla en la que la mayoría de jugadores acumulan años de experiencia en Segunda B, incluso más arriba como son los casos de Diego Benito, que jugó dos temporadas en Segunda A en el Albacete, Jaime Morillas que jugó también bastantes partidos en la categoría de plata con el Numancia y el Girona.

Se espera un gran ambiente en A Lomba cuyo terreno de juego está en un estado similar al último partido ante el Langreo, bastante recuperado. Los socios del Arosa acceden gratis, mientras que el precio de las entradas para los no socios es de 15 euros en las gradas de Preferencia y Fondos, y 20 euros en Tribuna. Además los menores de 15 años pagan 5 euros. 

Día de los grandes en A Lomba

Te puede interesar