El atropello en el que murieron cinco personas en EEUU no fue terrorismo

Dos agentes de Policía, en el lugar de los hechos | EFE

Al menos cinco personas han muerto y unas cuarenta han resultado heridas después de que un vehículo atravesara un desfile que se estaba celebrando en la ciudad estadounidense de Waukesha, en el estado de Wisconsin, informaron las autoridades. La Policía no ve indicios de terrorimso y cree que el atacante huía de otro incidente.


“Podemos confirmar que 5 personas han fallecido y más de 40 están heridas”, publicó anoche el gobierno de esa ciudad en un mensaje en sus redes sociales.

“Sin embargo, estos números pueden cambiar a medida que recopilamos información adicional”, agregaron las autoridades.


El suceso se produjo el domingo cuando grupos de baile, bandas de escuelas secundarias y políticos marchaban a lo largo de Main Street, la calle principal de la localidad.


Sobre las 16.40 hora local, el conductor de un todoterreno rojo, saltó los vallas de seguridad y se abrió paso entre la multitud embistiendo a los asistentes, según medios locales.


Los hospitales de la zona informaron haber tratado a decenas de pacientes, incluidos muchos niños entre las víctimas.


“Nuestra comunidad se enfrentó al horror y la tragedia en lo que debería haber sido una celebración comunitaria”, declaró el alcalde de la ciudad, Shawn Reilly, quien dijo haber visto niños sonrientes y padres felices cuando marchaba dentro de la ruta del desfile antes del incidente.


“Me entristece profundamente saber que tantas personas de nuestra comunidad acudieron a un desfile y terminaron lidiando con heridas y dolor”, precisó.


La Policía sospecha que el autor, ya detenido, estaba huyendo de un incidente previo y, por el momento, no se han encontrado indicios de que pueda tratarse de un ataque terrorista, según fuentes de la investigación.


Estas fuentes aseguran que el único sospechoso, detenido tras el atropello, huía de otro lugar en el que había tenido un altercado doméstico.


El supuesto autor del atropello fue identificado por las autoridades como Darren Brooks, de 39 años y originario de Milwaukee, y que, según la policía, aparentemente actuaba solo.


Un agente intentó neutralizarlo abriendo fuego contra él, pero debido a la multitud tuvo que dejar de disparar para evitar víctimas por los disparos. Posteriormente, fue arrestado. 

El atropello en el que murieron cinco personas en EEUU no fue terrorismo

Te puede interesar