Los observadores no están contentos

Un observador de la UE, observado| efe
|

Sorpresón. La misión de observadores de la UE ha concluido que en Venezuela no hay suficientes garantías para un proceso electoral legítimo y que no se respeta el estado de derecho. El caso es que algo nos olíamos con aquello de los opositores encarcelados, esas urnas de cartón, los militares en las esquinas... Claro que habrá quien diga que esto de la observación es subjetivo. A Zapatero, por ejemplo, le han parecido unos comicios de lo más pacíficos y normales –en comparación con los últimos, en los que los chavistas mataron a un votante–. Aunque como a él le ha pagado la visita Maduro igual su opinión cuenta poco.

Los observadores no están contentos