La Xunta destina 6,25 millones a Cambados y Vilanova para zanjar deficiencias en el saneamiento

La conselleira y el alcalde vilanovés en el momento de la firma | cedida
|

La conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, y los alcaldes de Cambados y Vilanova firmaron ayer un convenio de colaboración para ejecutar el proyecto de 6,25 millones de euros que zanje deficiencias en la red de saneamiento compartida con actuaciones como la eliminación de la depuradora de O Facho, la creación de un tanque de tormentas y nuevas conexiones para llevar aguas residuales a la EDAR de Tragove, además de una senda peatonal en Vilanova. Los concellos deberán aportar los terrenos necesarios, una cuestión que el año pasado generó un nuevo cisma del gobierno vilanovés con la Mancomunidade al reclamarle que asumiera este gasto, como había dejado proyectado su alcalde durante su etapa como presidente de la entidad comarcal.


Así las cosas, finalmente cada localidad asumirá la aportación de los terrenos necesarios para este proyecto, además de asumir el compromiso de recibir y explotar las actuaciones. La Xunta por su parte financiará íntegramente la contratación y ejecución de los trabajos, valorados en 6,25 millones de euros y con un plazo de ejecución de 15 meses, en el caso de Cambados, y de 18 en Vilanova. Están cofinanciadas con fondos europeos Feder Galicia 2014-2020.


Obras previstas

En concreto, son actuaciones acordes con el Plan de saneamento da ría de Arousa, redactado por Augas de Galicia, y centradas en solucionar problemas de la red compartida, fundamentalmente, “por unha elevada incorporación de augas pluviais, que non son xestionadas axeitadamente, e ao funcionamento deficiente da estación de tratamento de aguas residuais no Facho”. Esta instalación es ilegalizable y ofrece problemas desde hace tiempo, así que se eliminará y se construirá una red separativa para llevar las aguas que recibe hasta la planta de Tragove. Con esta nueva red se espera servir a una población máxima de 16.309 habitantes para el año horizonte 2043, según la Xunta.


En el caso de Vilanova, se construirá un tanque de tormentas, así como la conducción del desagüe del aliviadero de emergencia de este tanque y la impulsión de la aguas hacia Tragove, además de las impulsiones secundarias y una remodelación de bombeos. El objetivo es atender a una población de 11.687 habitantes para el año horizonte 2044. La red irá por el tramo litoral que conecta ambos municipios, así que la Xunta aprovechará para crear una senda peatonal de cuatro metros de ancho, completando así un tramo de la Ruta Padre Sarmiento de la Mancomunidade y por lo cual, Gonzalo Durán había dejado proyectado que las expropiaciones las realizara la entidad. Con su salida, la nueva presidencia entendía que era una cuestión municipal y también Cambados, así que finalmente se hacen cargo las administraciones locales.

En cuanto a la gestión y explotación de la EDAR de Tragove, es de titularidad de estos dos concellos, pero lo asume Augas de Galicia desde 2005 y así lo seguirá haciendo hasta que terminen estas obras porque así se lo han pedido ambos. Y es que el contrato expira en agosto de 2022, pero va a aprobar una prórroga.


Gonzalo Durán acudió a la delegación de la Xunta de Galicia en Pontevedra a firmar el convenio con la conselleira, mientras que la regidora Fátima Abal lo hizo de manera telemática porque tenía un compromiso cerrado con anterioridad.

La Xunta destina 6,25 millones a Cambados y Vilanova para zanjar deficiencias en el saneamiento