• Viernes, 18 de Agosto de 2017

BOIRO - Aprender a defenderse por si solo

Como sucedió en su momento con el delfín solitario “Gaspar”, que a comienzos del año 2008 se afincó en el puerto de Riveira, despertando la curiosidad de numerosas personas y el interés de biólogos, estos días empieza a pasar lo mismo con un delfín común que en la tarde del miércoles apareció varado en la playa de Area Basta, en Cespón.

BOIRO - Aprender a defenderse por si solo
Una imagen del delfín común CEMMA
Una imagen del delfín común CEMMA

Como sucedió en su momento con el delfín solitario “Gaspar”, que a comienzos del año 2008 se afincó en el puerto de Riveira, despertando la curiosidad de numerosas personas y el interés de biólogos, estos días empieza a pasar lo mismo con un delfín común que en la tarde del miércoles apareció varado en la playa de Area Basta, en Cespón. Después de que un particular avisase de su hallazgo en una zona de rocas, que le pidieron causas algunos daños a este cetáceo al golpearse con ellas, pero que por lo comprobado posteriormente no debieron de ser importantes.
Los biólogos le hacen un seguimiento de su comportamiento tras dar órdenes a quienes encontraron al animal para que lo devolvieran rápido al mar para garantizar su supervivencia. Desde entonces, el delfín, de 1,5 metros de longitud y de 4 años, se estuvo moviendo por esa zona costera. Este jueves acudieron a verlo biólogos de la Coordinadora para o Estudo dos Mamíferos Mariños, Alfredo López y Pablo Covelo, (Cemma). A lo largo de la mañana de este viernes, cuando se les sumaron alumnos del instituto de formación BDRI, dirigido por Bruno Díaz -cuenta con una muchacha trabajando en este centro y realiza el doctorado con la Universidad de Burdeos-, volvieron a hacerle un seguimiento desde un kayak y tabla de surf, llegando a acercarse tanto a ellos que incluso los rozó. Y detectaron que llegó a salir hasta la Punta de Neixón. 
Según indicaron desde la Cemma y BDRI, en todo ese tiempo no le observaron nada anómalo y que incluso presenta una buena natación, y que el hecho de que permanezca en ese espacio litoral no responde a un problema de salud, sino posiblemente a un comportamiento, en referencia a que pueda estar asustado por el varamiento y que se siente seguro en ese lugar. Lo que más les preocupa a estos biólogos es que el delfín esté bien de salud y que se alimente, pues eso le garantiza una hidratación, aunque creen que no tendrá problemas pues ya lo vieron ir detrás de peces. Sospechan que pudo distraerse de una manada que habría por fuera de la isla de Sálvora, Y entienden que al tratarse de un ejemplar juvenil e inmaduro le va a tocar aprender por si solo.