SOS Desaparecidos activa la alerta de busca de Diana en cinco estados al sureste de EEUU

La asociación SOS Desaparecidos activó ayer por la mañana la alerta internacional de búsqueda en 5 estados situados sobre todo en la costa sureste de EE.UU. de la madrileña Diana Quer, de 18 años, desaparecida hace 60 días en A Pobra do Caramiñal.

SOS Desaparecidos activa la alerta de busca de Diana en cinco estados al sureste de EEUU
Nuevo cartel de SOS Desaparecidos para la búsqueda de Diana Quer
Nuevo cartel de SOS Desaparecidos para la búsqueda de Diana Quer

La asociación SOS Desaparecidos activó ayer por la mañana la alerta internacional de búsqueda en 5 estados situados sobre todo en la costa sureste de EE.UU. de la madrileña Diana Quer, de 18 años, desaparecida hace 60 días en A Pobra do Caramiñal. Esta medida la adoptó la entidad que coordina en el ámbito nacional Joaquín Amills tras recibir en torno a las diez de la noche del  martes una petición de la madre de la muchacha, Diana López-Pinel, en ese sentido para que se difunda el cartel con la imagen de su hija y sus características. Se trataría concretamente de Virginia, Carolina del Norte, Carolina del Sur y Florida, además de Tennessee, que es más interior.
La solicitud de López-Pinel llegó poco después de regresar a su domicilio en la localidad de Pozuelo de Alarcón, al regresar de una reunión que pudo mantener, en compañía de su abogado, con integrantes del equipo de investigación del caso de Diana. Joaquín Amills detalló que la demanda de la madre la recibieron junto con unos “indicios bien argumentados” dentro de las hipótesis que está barajando ella sobre lo que le pudo suceder a su hija mayor, para la que mantiene desde el principio una desaparición contra su voluntad. El coordinador nacional de SOS Desaparecidos dejó entrever la creencia de que se tratase de una “fuga manipulada”. El hecho de que Diana Quer pudiera haber salido al extranjero ya se barajó desde un primer momento, no en vano, desde dicha asociación se activó la alerta de búsqueda internacional en países en los que tiene delegaciones como Francia, Portugal, Bélgica y Suiza, y un par de semanas después en Italia, Polonia y Grecia a través de asociaciones con las que mantiene una estrecha colaboración. Amills añadió que la propia Guardia Civil ya suele activar acciones similares en este tipo de casos a través de la Interpol.
Preguntadas fuentes próximas Juan Carlos Quer, padre de la joven desaparecida, indicaron que no tiene noticias sobre la posible presencia de Diana en Estados Unidos. Por otro lado, tras conocerse la activación de la búsqueda de la adolescente en la costa sureste de Estados Unidos por parte de SOS Desaparecidos, surgieron las primeras dudas sobre cómo pudo haber entrado allí, recordando que la madre llegó a comunicarle a la Policía Judicial encargada del caso que dicho documento se encontraba en la casa de Pozuelo de Alarcón. 
Fuentes consultadas por este periódico indicaron que aunque la joven no podría haber entrado en EE.UU. sin pasaporte de manera legal o por el aeropuerto, caben algunas posibilidades, como serían que lo hiciera a través de alguna frontera por tierra desde México, algo improbable pues ninguno de esos estados linda con ese país, o como polizón en un barco, agregando que “con dinero todo es posible”. En caso de que hubiera optado por esas vías, precisaron que habría que saber como salió de España para tratar de deducir como pudo entrar en otro país, añadiendo que “si salió en barco todo resulta más fácil”.
Por otro lado, Joaquín Amills manifestó que por la conversación que mantuvo en la noche del martes con Diana López-Pinel la notó reconfortada al 50%, con la mejora emocional que le supuso el aliciente de tener a su lado a su hija menor, Valeria, después de que esta última la llamase para verla. De hecho, la propia madre, mostró un semblante más alegre ante los medios de comunicación al volver a casa tras ir a recogerla a la vivienda de Juan Carlos Quer, que tiene la custodia. Lo que por se desconoce es por cuanto tiempo se mantendrá esta situación, pero la madre manifestó que “estamos juntas para darnos fuerzas mutuamente para buscar a Diana, que es lo que necesitamos. Estoy feliz y en cuanto tengamos a Diana lo estaré más”.
El coordinador de SOS Desaparecidos manifestó que después del aluvión de llamadas por avistamientos de la joven en las primeras semanas, en la que contabilizaron casi 400 -la mayoría desechadas por carecer de validez-, llevan15 días en los que prácticamente no reciben ninguna, aunque no descarta que las que les lleguen ahora puedan ser más útiles y ofrecer datos más relevantes. Mientras tanto, las investigaciones avanzan en diversas direcciones, entre las que figura la consecución del posicionamiento de teléfonos móviles por si estaban cerca del de Diana Quer en la noche de su desaparición, para lo que están a la espera de lo que les ofrezcan las compañías. Y siguen revisando y trabajando con las imágenes de las cámaras de vigilancia para identificar a través de las matrículas los vehículos que pudieran tener alguna implicación en la desaparición de la joven. n