• Jueves, 19 de Octubre de 2017

La defensa del Sant Adriá pone al Cortegada al borde del K.O.

El Kemegal Cortegada debutó con derrota ante el Femení Sant Adriá en la fase de ascenso a Liga Femenina ayer en León. Tan solo 35 puntos pudieron anotar las de Rubén Domínguez en un partido dominado por las defensas, sobre toda la de las catalanas.

La defensa del Sant Adriá pone al Cortegada al borde del K.O.

El Kemegal Cortegada debutó con derrota ante el Femení Sant Adriá en la fase de ascenso a Liga Femenina ayer en León. Tan solo 35 puntos pudieron anotar las de Rubén Domínguez en un partido dominado por las defensas, sobre toda la de las catalanas. El equipo vilagarciano se queda sin margen de error en el torneo, hoy necesita ganar al Leganés, que ayer dio la sorpresa al derrotar al Ciudad de los Adelantados, para llegar a la última jornada con opciones de clasificarse para las finales del domingo.


Tras los dos enfrentamientos en liga regular esta temporada, saldados con triunfos de las vilagarcianas, las catalanas prepararon a conciencia su defensa. Lo advirtió días antes el técnico Jordi Vizcaino, tenían que parar el juego del Cortegada y lo hicieron con una agresiva defensa y muy cerrada, ayudados en ciertos momentos por la permisividad arbitral, que originó una técnica al entrenador Rubén Domínguez en el primer cuarto por sus protestas tras dos faltas bastantes claras no señaladas a Míriam García y Sara Gómez. La técnica llegó con posesión para las arousanas y se saldó con un 5-0 de parcial que disparó a las barcelonesas al final del primer cuarto (14-5).


Si el primer cuarto fue tortuoso para las arousanas, incapaces de superar la defensa rival, el segundo fue esperanzador de inicio. El Cortegada empezó al final a dominar el rebote, logrando segundas opciones en ataque gracias a la actividad de Salomé García. Un triple de Sara Gómez las acercó a 5 puntos (15-10), pero de nuevo las barcelonesas, a pesar de sus bajos porcentajes en el tiro exterior, aumentaron su ventaja (20-10). El Cortegada cometía muchas pérdidas en ataque y ni estaba acertado desde el tiro libre. Pero se aferró a su trabajo atrás para meterse en el partido con un parcial de 8-1 gracias a los puntos de Amy Syll y Belén Mejías. Pese al atasco ofensivo, al descanso el partido estaba abierto (21-18).

La puesta en escena en la segunda parte fue mala. El Kemegal encajó un parcial de 10-2 de inicio que puso la máxima en el electrónico (31-20). Cuando peor estaban las cosas, las de Rubén Domínguez reaccionaron con un parcial de 9-0, que pudo ser mayor de estar acertadas en los tiros libres (31-29). Olga Ruano sacó del marrón a su equipo con una canasta para cerrar el cuarto (33-29).

Pésimo último cuarto
Al Cortegada se le escapó el partido en un pésimo último cuarto. Las defensas alternativas de las catalanas colapsaron el ataque vilagarciano, mientras crecía la figura de Itizar Llovet en el duelo. El parcial encajado por las arousanas fue de 13-0 y el partido se escapó sin remisión. Hoy a las 16 horas juegan un match ball ante el Leganés. Necesitan ganar para seguir con opciones. l