Un meisino fallece tras sufrir una salida de vía y caer por un desnivel cercano a su casa

Un meisino de 36 años de edad perdió la vida ayer en un accidente de tráfico cuyas circunstancias no están del todo claras porque el siniestro fue descubierto horas después de producirse

Un meisino fallece tras sufrir una salida de vía y caer por un desnivel cercano a su casa
El coche del joven quedó semioculto entre la maleza y eso dificultó su descubrimiento	gonzalo salgado
El coche del joven quedó semioculto entre la maleza y eso dificultó su descubrimiento gonzalo salgado

Un meisino de 36 años de edad perdió la vida ayer en un accidente de tráfico cuyas circunstancias no están del todo claras porque el siniestro fue descubierto horas después de producirse. La única certeza es que Javier Martínez Ucha se salió de la carretera muy cerca de su domicilio, cuando conducía por la carretera de A Armenteira, y su coche cayó por un terraplén de unos cuatro metros de desnivel, pasando desapercibido para otros automovilistas hasta que sobre las 11 horas alguien avistó el turismo, pero el joven estaba muerto.
La Guardia Civil de Tráfico investiga las causas del siniestro. La principal hipótesis que se maneja es que Martín Ucha se dirigía hacia su casa, ubicada en el lugar de Balboa, cuando perdió el control y acabó saliéndose de la calzada por el mismo carril por el que circulaba. En el lugar no se encontraron marcas de frenada y tampoco trascendieron ayer otros indicios que permitieran arrojar demasiada luz sobre lo sucedido ni sobre la hora exacta de la salida de vía, que podría dar idea del estado del vial en cuanto a las heladas registradas en la noche de ayer. Sí quedó claro que se produjo entre la madrugada y la mañana pero no fue hasta casi las 11 horas cuando un conductor divisó su turismo.
El coche del joven vecino de Meis, conocido por muchos como “Chicho”, se introdujo por una zona donde justo no hay quitamiedos y acabó cayendo por un desnivel de unos cuatro o cinco metros. El Peugeot 306 quedaba así casi oculto entre la maleza y de ahí que se tardara en verlo.

detalles
Con todo, cuando el aviso llegó al 112 ya era tarde para Martínez Ucha. Además del resto de medios y Protección Civil de Meis, se movilizó al helicóptero sanitario con base en Santiago, pero nada se pudo hacer por él meisino, cuyo cuerpo estaba atrapado en el turismo. De hecho, los bomberos de Ribadumia tuvieron que actuar para liberarlo, aunque el mayor problema se daba por la inclinación del automóvil.
Esta situación también obligó a cortar un tramo del carril de circulación de la carretera de A Armenteira donde se produjo el accidente, poco después de pasar el desvío del monasterio, para poder montar el dispositivo de emergencias. Para retirar el Peugeot 306 fue necesaria la intervención de una grúa de pluma que terminó su trabajo sobre la una de la tarde. El levantamiento del cadáver se produjo hacia el mediodía y se trasladó a Pontevedra para someterlo a un examen forense.
En el lugar se congregaron también familiares de la víctima y amigos que siguieron el dispositivo con consternación y evidentes muestras de dolor.