• Jueves, 14 de Diciembre de 2017

La plantilla denuncia las goteras del Hospital y el Sergas anuncia obras para repararlas

Las goteras que obligaron a cambiar de habitación a pacientes del Hospital do Salnés a mediados de febrero forman parte de una extensa denuncia que los representantes de la plantilla presentarán ante Inspección de Traballo.

La plantilla denuncia las goteras del Hospital y el Sergas anuncia obras para repararlas
Una protesta anterior de los trabajadores del Hospital do Salnés
Una protesta anterior de los trabajadores del Hospital do Salnés

Las goteras que obligaron a cambiar de habitación a pacientes del Hospital do Salnés a mediados de febrero forman parte de una extensa denuncia que los representantes de la plantilla presentarán ante Inspección de Traballo. Una medida que toman tras muchos escritos ante una gerencia que definen como “dictatorial” y a la que acusan de no negociar con la plantilla determinadas cuestiones que aparecen reguladas en la ley, como las vacaciones o los permisos.
La gerencia del área sanitaria, por su parte, anuncia que las obras ya están contratadas y que se llevarán a cabo en cuanto haya una “racha de buen tiempo”. Los trabajos consistirán en la impermeabilización del edificio para subsanar las humedades que pacientes y personal deben de soportar cada invierno y que afectan incluso a los boxes de Urgencias.
Pero esta no es la única queja que los delegados sindicales presentaron ante Inspección. La situación de los trabajadores de Cita Previa o los defectos en el suelo del edificio, que es resbaladizo hasta el extremo de que provocó varias caídas y las condiciones en las que prestan servicio los trabajadores del servicio de admisión de Urgencias, en un “cubículo que non cumpre nin os mínimos” en palabras de Celia Iglesias, delegada de CCOO y presidenta de la Junta de Personal, son parte de las cuestiones que la plantilla pide que se investiguen. Asimismo, los representantes de los trabajadores denuncian que desde la gerencia no se les da información sobre los accidentes laborales hasta que “están os expedientes pechados” cuando “a lei di que ten que ser desde o principio para que os delegados sindicais participen na instrucción”, apunta Iglesias.
La gerencia del área sanitaria achaca estas denuncias al resultado de la primera reunión del Comité de Seguridade e Saúde, que se constituye un año después de que se eligiese la Junta de Personal.
Dirección y plantilla se enzarzaron por el reglamento que regula el organismo. La Junta de Personal quiere negociarlo y la gerencia asegura que tiene que ser el mismo para toda el área sanitaria. “Se negaron a tratar cualquier otro tema”, apuntan desde el Sergas en referencia a los delegados, que sentencian que “será Inspección quién decida”.