• Sábado, 21 de Octubre de 2017

La diversificación amarilla del negocio

LOS chinos son tipos inquietos en lo que se refiere a los negocios. Lo mismo abren un restaurante que una tienda que se parece tanto a un todo a cien como un natural de Pekín a uno de Shanghai, es decir, son exactamente iguales. Pero precisamente su inquietud les lleva a buscar otros nichos de negocio y a veces los encuentran, como le ha ocurrido a tres que montaron una “fábrica” de marihuana en San Cibrao y a los que acaba de echar el guante la Policía. Seguro que se olvidaron de poner en la factoría uno de esos gatos de la suerte que no paran de mover una pata. Veremos si a la cárcel van esos tres u otros, porque a ver quién los distingue. FOTO: plantas de marihuana | aec