• Sábado, 25 de Noviembre de 2017

Puigdemont ya empieza pensar en la marcha atrás

EL flamenco Carles Puigdemont debe de estar empezando a hartarse de los mejillones y de los bombones, lo único de lo que se puede disfrutar en estos tiempos en Bruselas, una ciudad aburridísima desde que se marcharon los Tercios. El expresidente catalán tiene que estar tan hastiado de que no le haga caso nadie que ha sido capaz de anunciar que es posible una solución diferente a la independencia. Tarde piache, meu rei, porque una solución diferente a la independencia la hay desde siempre. Anda que si ahora sale con que quiere ser el candidato de VOX a la presidencia de la Generalitat en las elecciones del 21 de diciembre... ¡Ah!, que en Bruselas también hay decenas de tipos diferentes de cervezas, hasta 1.150 existen en todo el país... a ver si va a ser eso.