jueves 12.12.2019

El Enterro do Felipe despide los días más importantes del Carnaval de Ribeira que no contaron con festivo local

Decenas de personas, entre las que no faltaron las plañideras, acompañaron el desfile y degustaron varios productos y dulces típicos de estas fechas

El desfile del Enterro do Felipe de Ribeira estuvo bastante concurrido   Chechu Río
El desfile del Enterro do Felipe de Ribeira estuvo bastante concurrido Chechu Río

El Enterro do Felipe cerró a última hora de la tarde de ayer los actos programados dentro de los días más importantes del Carnaval de Ribeira, que por primera vez después de muchos años no tuvo el Martes de Entronizó como festivo local, lo que provocó que se resintiera considerablemente la afluencia a los negocios de hostelería de la movida nocturna. Fueron decenas de personas, junto a la charanga O Santiaguino, de Padrón, las que acompañaron el desfile del Felipe, que salió desde delante de la residencia de los mayores, para discurrir por el Malecón hasta la Prada da Concordia, para continuar por las calles de Galicia, Lustres Rivas y Santa Uxía hasta la Prada do Concello, Rosalía de Castro y las calles de Galicia y Manzanares hasta la Prada de Pontevedra, donde tuvo lugar la incineración del Felipe en medio de los sonoros llantos y sollozos de los presentes, que tan sólo quedaron en un segundo plano durante los minutos de un espectáculo pirotécnico. Desde allí se trasladaron todos a la Carpa de Entronizó, situada en el Malecón para degustar productos y dulces típicos de estas fechas, como filloas, orejas, rosquillas y bollos preñados. Los que todavía quieran seguir poniéndose la máscara tendrán oportunidad para hacerlo este fin de semana con motivo de las actividades del denominado Entronizó Pequeno de Ribeira.

Comentarios