martes 10.12.2019

Fiscalía solicita 3 años de cárcel para un pobrense por homicidio imprudente debido a un atropello

La Fiscalía solicita una condena de 3 años de cárcel y la privación del permiso de conducir vehículos a motor y ciclomotores por 5 años, y las costas judiciales, para el pobrense P.L.S., de 51 años.

El atropello mortal se registró el 28 de noviembre de 2014 en la Rúa Norte, en Palmeira
El atropello mortal se registró el 28 de noviembre de 2014 en la Rúa Norte, en Palmeira

La Fiscalía solicita una condena de 3 años de cárcel y la privación del permiso de conducir vehículos a motor y ciclomotores por 5 años, y las costas judiciales, para el pobrense P.L.S., de 51 años, procesado por los delitos contra la seguridad del tráfico y de homicidio por imprudencia, al morir la mujer a la que atropelló. También le reclama una indemnización de 140.000 euros, a razón de 20.000 euros para cada uno de los hijos de la fallecida, que era viuda. El suceso ocurrió a las 22.35 horas del 28 de noviembre de 2014 cuando ese hombre conducía un Ford Focus por la carretera AC-305 (Padrón-Ribeira), a la altura del kilómetro 35,200, en el tramo de la Rúa Norte en su confluencia con la Rúa Carolo, en Palmeira.
El conductor iba a los mandos de ese coche “bajo los efectos de una ingestión alcohólica precedente, por lo que tenía mermadas sus facultades psicofísicas con la consiguiente lentitud de reflejos, reducción del campo visual y alteraciones de la percepción”, señala el Ministerio Público en su escrito de conclusiones que elevó a definitivas en el juicio celebrado el miércoles en el Juzgado de lo Penal Número 1 de Santiago. La Fiscalía advierte que esos efectos limitaban en el acusado su actitud para el manejo del vehículo “hasta el punto de no prestar la atención debida en la conducción” y no percatándose de la presencia de una peatón, Josefa Pérez Iglesias, de 80 años, a la que atropelló sin llegar a realizar ninguna maniobra evasiva.
En ese escrito, La Fiscalía precisa que el Ford Focus, se dirigía hacia Ribeira cuando arrolló a la octogenaria, que atravesaba la calzada a la altura de un paso de peatones existente en el lugar, “desviándose la misma hacia la izquierda, trazando una trayectoria oblicua hacia la entrada de la Rúa Carolo, produciéndose el atropello en el borde del carril derecho según el sentido de circulación del vehículo”. La Fiscalía dice que, como consecuencia del atropello, esa mujer falleció a su llegada al Hospital do Barbanza. Y precisa que se da la circunstancia “de que la misma era testigo de Jehová y, por ello, no recibió transfusión de hemoderivados”.
Al lugar de los hechos acudió una patrulla de la Policía Local ribeirense y una dotación de la Guardia Civil de Tráfico de Santiago, que comprobó que el acusado presentaba evidentes síntomas de consumo etílico como “olor a alcohol notorio a distancia, ojos brillantes, pupilas algo dilatadas, habla repetitiva y rostro sudoroso”, por lo que le invitó a someterse a la prueba de control de alcoholemia mediante etilómetro de precisión, en el que arrojó tasas de 0,81 y 0,83 miligramos de alcohol por litro de aire espirado.
La Fiscalía interesa que en el caso de una sentencia condenatoria se proceda a la inmediata retirada del permiso de conducción, si esa medida no estuviera acordada ya, y que se mantenga hasta la firmeza de la sentencia. y que la Jefatura Central de Tráfico lo deje sin efecto y no expida otro hasta la extinción de la condena. Y de ser absolutoria, pide que se libre testimonio de la misma a la Jefatura Superior de Tráfico por si lo hechos fueran constitutivos de infracción administrativa.

Comentarios