martes 22/9/20

Ravella mantiene la prohibición a los circos con animales a la espera de que la ley le ampare

El Concello de Vilagarcía mantendrá la prohibición a los circos con animales pese a la sentencia del Juzgado de lo Contencioso número 2 de Lugo que anula un acuerdo idéntico del ayuntamiento de Ribadeo.

El circo Vienna Roller mantuvo en abril una intensa polémica con el Concello de Vilagarcía | gonzalo salgado
El circo Vienna Roller mantuvo en abril una intensa polémica con el Concello de Vilagarcía | gonzalo salgado

El Concello de Vilagarcía mantendrá la prohibición a los circos con animales pese a la sentencia del Juzgado de lo Contencioso número 2 de Lugo que anula un acuerdo idéntico del ayuntamiento de Ribadeo.
El gobierno socialista adopta esta postura, explican fuentes municipales, por “una cuestión de principios”, y cumpliendo además el mandato del Pleno, que aprobó un acuerdo en este sentido tras la polémica con un circo que se instaló en una finca privada al lado del colegio de A Escardia.
Pero además, porque en Ravella están a la espera de la aprobación de la ley autonómica que regulará, de una vez por todas, esta cuestión, prohibiendo la utilización de animales salvajes en circos o espectáculos.
En este sentido, desde Ravella inciden en que la sentencia de Lugo hace referencia a una denuncia de hace dos años y se basa en la normativa autonómica en vigor, pero no en la que está a punto de ser aprobada.
La postura de Ravella coincide con la de las asociaciones animalistas y en Vilagarcía contó con el apoyo de la Protectora. A nivel autonómico, las asociaciones Libera y la Fundación Franz Weber recogieron más de 56.000 firmas para reclamar a la Xunta que el veto a la utilización de animales en espectáculos sea total.
En el extremo contrario se sitúan las asociaciones del mundo circenses, que denuncian “acoso”. El conflicto en Vilagarcía se llegó a enquistar de tal manera que el Concello incluso llegó a cortar la luz y el agua al circo Vienna Roller, que se instaló en la ciudad a finales de mes de abril.
Ambas partes llevaron la cuestión al juzgado, que llegó a ordenar al gobierno la reposición de los servicios básicos para no poner en riesgo a personas y animales. Ravella también acudió a los tribunales para denunciar al circo por desobediencia y le abrió un expediente administrativo cuyos resultados se desconocen.

Comentarios