Julia Navarro

Los ‘No’ de Sánchez

Actitud que han asumido como propia la mayoría de los ministros del gobierno que no cesan en su queja de que el PP no les deja gobernar y que no se avienen a todos los acuerdos que favorecen al Gobierno, claro, e incluso el propio Presidente ha acusado a Casado y a los suyos de ser “negacionistas”.Me temo que al Presidente le chiflan las “frases” o quizá más que a él a los asesores que se las preparan.Vaya por delante que, en mi opinión, el PP no está sabiendo hacer una buena labor de oposición quizá porque a sus líderes actuales que habitan en Génova 13 les falta la consistencia política necesaria para ese empeño.Pero, más allá de los déficits del PP, lo cierto es que el Gobierno quiere una oposición muda, una oposición que no ejerza ningún control, que firme lo que le pongan por delante, y que diga amén a cuanto se le ocurra a don Pedro y a sus ministros.

La España vaciada

Ya lo hizo el grupo de “Teruel existe”, que logró escaño en el Congreso, y supongo que eso es lo que pretenden los que se vienen aglutinando en esa plataforma de la España Vaciada.Ahora bien, me pregunto si la solución es seguir fragmentando la política y que España termine siendo una especie de reinos de taifas grandes y pequeños en que cada cual vaya al Congreso a plantear eso tan español de “qué hay de lo mío”.En mi opinión, han fracasado tanto los representantes políticos del PSOE como los del Partido Popular de estas comunidades de la España vaciada.

El factor humano

Porque hay políticos que no son capaces de “empatizar”, de transmitir una sola emoción, de mostrar que son solidarios y se sienten cercanos al dolor ajeno.Lo vimos durante la pandemia cuando en las ruedas de prensa que a diario organizaba el Gobierno confundieron la sobriedad con la distancia respecto al sufrimiento de los ciudadanos.Solo una ministra, Margarita Robles, mezcló su dolor con el dolor de tantas familias cuando lloró delante de los féretros de las víctimas del Covid, en el Palacio de Hielo de Madrid.En esta Pascua Militar, en un momento en que los ciudadanos volvemos a sentir el azote de la incertidumbre ante la deriva del Covid, en que la sociedad entera está exhausta al tiempo que temerosa ante este enemigo invisible, la ministra de Defensa ha vuelto a dirigirse a las personas, no solo a quienes forman parte de las Fuerzas Armadas, sino a la sociedad entera.

Mi lista

Y es que el pacto constitucional nos ha permitido vivir los últimos cuarenta años en democracia y libertad, y el nuestro es un país moderno donde aún resiste el Estado del bienestar.Pido más, pido que se invierta en investigación, que las Universidades sean centros donde se aprende y se investiga.

El asesino silencioso

Recuerden que aún persiste eso de “reservado el derecho de admisión”, por tanto debería de estar reservado el derecho de admisión en sitios cerrados de aquellos ciudadanos que no se han vacunado.Tampoco estaría de más que haya unas pautas generales para todas las comunidades por más que cada una tenga sus especificidades.

Hija Predilecta

Es evidente que Almudena Grandes era una mujer con un compromiso político nítidamente de izquierdas pero además es una de las grandes escritoras contemporáneas y es igualmente evidente que Madrid ostenta el privilegio de haber sido su ciudad y de haber estado presente en las páginas de muchas de sus novelas.La grandeza de las personas también se mide por cómo son capaces de comportarse con sus adversarios y confieso que me da tanta rabia como entristece que el alcalde de mi ciudad no acudiera a la capilla ardiente de Almudena Grandes y que se venga mostrando absurdamente cicatero negándole el título de Hija Predilecta de Madrid.Vaya por delante que yo no puedo presumir de haber sido amiga de Almudena pero si me encuentro entre sus lectores.La conocía, claro, pero en realidad nuestros encuentros siempre fueron fugaces, una tarde compartiendo caseta en la Feria del Libro de Madrid, o un saludo rápido en cualquier feria en la que pudiéramos coincidir.

Aquellos políticos del 78

Y así el sectarismo campa a sus anchas y de nuevo se han cavado trincheras, de las que pocos son capaces de salir para hablar con quienes no piensan como ellos.No estoy entre quienes piensan que cualquier tiempo pasado fue mejor, entre otras cosas porque me interesa el futuro puesto que el pasado es inamovible, pero sin nostalgias ni sentimentalismos si afirmo que hace cuarenta y tres años casi todos se esforzaban por domeñar el rencor y no odiar y sobre todo en dar respuesta a los problemas que les demandaba la sociedad.Ahora simplemente la mayoría de los políticos no escuchan, tienen su hoja de ruta y si la realidad, es decir lo que de verdad demanda la sociedad, no coincide con esa hoja de ruta, pues peor para la sociedad.

La batalla de Madrid

Y eso en vez de ser un motivo de satisfacción para sus jefes parece que es un problema porque temen que más pronto que tarde Ayuso pueda convertirse en un poder alternativo al de Pablo Casado dentro del PP.Los que mandan en Génova están metiendo tanto la pata que van a terminar descarrilando a su partido en un momento en que parece que la opinión pública empieza a dar muestras de cansancio respecto al Gobierno actual.En realidad ya se equivocaron cuando decidieron que José Luis Martínez-Almeida se convirtiera en el portavoz nacional del PP. Almeida que parecía ser capaz de convertirse en un alcalde transversal y no concitar siquiera animadversión en las filas de la izquierda, de repente se vio con el encargo de poner voz y rostro al PP a nivel nacional.

Mercado persa

Por tanto será difícil que Pedro Sánchez pueda marcar distancia con sus actuales socios por mas que le convenga hacerlo si quiere convencer a los votantes de centro para que confíen en él.Claro que dos años dan para mucho y en la política como en la vida no hay una foto fija y Sánchez ha demostrado un instinto de supervivencia digno de estudio.Sanchez vive al día, va partido a partido, de manera que por ahora con la próxima aprobación de los Presupuestos se garantiza un largo periodo de alivio, que no es poco.

La caza del hombre

Me hago la pregunta en voz alta y se la hago a quienes participan en la “caza” de Enrique Arnaldo : “¿Es menos independiente Enrique Arnaldo que los futuros miembros del Tribunal Constitucional propuestos por el PSOE y Podemos, los magistrados Inmaculada Montalbán y Juan Ramón Sáez?

Puño de hierro, guante de seda

Naturalmente en el prologo no hay ni una sola línea sobre lo que el comunismo supuso para quienes lo padecieron hasta que cayo el Muro.O sea que no hay que ser muy listo para llegar a la conclusión de que la señora vicepresidenta guarda un puño de hierro en guante de seda y que una vez más se hace realidad eso de que los árboles no dejan ver el bosque.Eso sí, lo sorprendente es que el PSOE, empezando por el Presidente, no parezcan alarmados por el ascenso rutilante de Yolanda Díaz.Y es que el PSOE puede llegar a resentirse en las urnas si la vicepresidenta lleva adelante su plan de poner en marcha un movimiento transversal más allá de las siglas de Podemos.Hasta ahora la política social del Gobierno es obra, o eso parece de la vicepresidenta, por tanto es a ella a quien se le apunta el merito.Mientras sus compañeras de filas, la señora Montero y ahora la señora Belarra, se dedican a llevar a cabo una peligrosa ingeniería social, Yolanda Díaz desde el ministerio de Trabajo y ahora además como vicepresidenta tiene en su haber legislado la subida del salario mínimo, la puesta en marcha de los ERTES y su prorroga, la regulación del teletrabajo, la regulación laboral de los “riders”, o la igualdad retributiva entre hombres y mujeres.

Una frase desgraciada

“Hemos vacunado a todo el mundo y no hemos preguntado ni su origen, ni su creencia ni lo que votaban”, Pedro Sánchez Dixit.La tentación es reírse, dejarlo estar diciendo que ha sido una metedura de pata, pero el problema es que a veces el subconsciente nos la juega y nuestras palabras dejan entrever mas de lo que pretendemos decir.Y no, no es tan solo una metedura de pata sino un escándalo lo dicho por el Presidente, es la evidencia de cómo piensa y sobre todo de cómo está convencido de que ha sido generoso, magnanimo permitiendo que vacunaran a quienes no comulgan con él.Que desde Podemos hayan salido a su rescate es una evidencia mas de ese pensamiento de tinte totalitario que en ocasiones parecen compartir.De la frase de marras los sicólogos y siquiatras podrían desmenuzarla hasta dejarla en los huesos, en la evidencia de la brutalidad dicha por el Presidente.En realidad con esa frase Pedro Sánchez vuelve a dejar claro que no es el Presidente de todos sino solo de los suyos, de los que le votan o le deben algo, el resto son ciudadanos a los que siente como adversarios y por tanto o los combate o los ignora o sobre todo los desprecia.En las redes sociales se han sucedido los comentarios sobre la desgraciada frase del Presidente, unos se la han tomado a chirigota, otros han vislumbrado el tic totalitario, los de más allá se han indignado.¿Acaso hay que agradecer a Pedro Sánchez que cuando hemos ido a vacunarnos no nos preguntaran por nuestro origen por nuestras creencias o si le votamos a él o a otros?¿Significa que al no preguntarnos si le votamos ha dado una muestra de benevolencia por permitir que tengamos una posibilidad de vivir y no ser arrasados por el maldito Covid?

Casado

No lo dudo, casi me atrevería a decir que se le nota en la mirada, la suya no es una mirada cínica ni de pillo, pero me parece a mi que va a necesitar algo más que bondad para andar por lo callejones de la política.Pablo Casado ganó de penalti el congreso que le convirtió en presidente del PP y desde entonces ha intentado afianzar su liderazgo sin convencer ni a propios ni extraños.En mi opinión no ha encontrado ni el tono en las formas ni el contenido en el fondo para hacer una labor eficaz de oposición y al mismo tiempo convencer a los ciudadanos de que el PP y él mismo son una alternativa sólida y fiable para gobernar España.Ha dado bandazos, a veces imitando a VOX, con discursos extremadamente de derechas y en otras ocasiones el bandazo iba en dirección contraria, despistando a sus propios electores.Es buen parlamentario pero le falta ese plus para que Pedro Sánchez y compañía sientan que es un adversario a tener en cuenta.

Una medalla a la impostura

Y vaya que se han hecho notar cuestionando lo incuestionable.Porque la realidad es que España entera ha visto las imágenes de la tragedia que estaba teniendo lugar en los alrededores y en el aeropuerto de Afganistán y cómo los soldados de nuestro país (también de otros), estaban haciendo más allá de lo humanamente posible por ayudar a los ciudadanos afganos que intentaban huir del terror de los talibanes.Por si fuera poco, los nuevos mandamases de la Moncloa, es decir los que ahora cuentan con el favor del jefe, se han encargado de “filtrar” que toda la operación de poner en marcha esos “puentes aéreos” entre Kabul y Madrid, lo habían organizado ellos solitos, como si los soldados fueran soldaditos de plomo que movían a su antojo.

Más allá de la luz

O el ver al señor Sánchez comportarse como un rehén aplicado del independentismo catalán, dispuesto a todo por sus votos, por no hablar del episodio más reciente: el disfrute de sus flamantes vacaciones en medio de una crisis internacional como la de Afganistán.Pero en fin, todo esto es ya leche derramada, ahora lo que cuenta es que los ciudadanos continuamos pagando un precio desorbitado por la luz lo que supone dejar maltrechas las economías familiares ya bastante deterioradas por el efectos devastadores que ha tenido el Covid.Pero tranquilos, la paz social está garantizada, la calle es de quienes nos gobiernan, así que todo el mundo a pagar y sin rechistar.

¡Qué vergüenza!

El Presidente norteamericano con gesto inocente ha venido a decir que como los propios afganos no se ponen de acuerdo y no son capaces de enfrentarse a los talibanes pues ahí se quedan.Y si, ahí se quedan, todos los afganos que apostaron por el cambio en su país, que vieron en la intervención de Occidente una oportunidad para derrotar al oscurantismo y locura de los talibanes.Ahí se quedan las mujeres afganas que se atrevieron a dar pasos para acceder a alguna cuota de libertad personal, para enviar a sus hijas a la escuela, para trabajar.Mujeres que colaboraron con las organizaciones internacionales, que creyeron que era posible no tener que pasar el resto de sus vidas encerradas en la cárcel del burka.Es una realidad: los talibanes sienten un desprecio y un odio enfermizo hacia las mujeres.

¿Quién llora por Afganistán?

Ahora, todos los que confiaron en ellos se quedan a la intemperie y tendrán que intentar sobrevivir a la venganza de los talibanes, lo que será especialmente dramático en el caso de las mujeres.

El teléfono de Iván

¿Tendrá un montón de ofertas de trabajo y estará pensando por cuál decidirse?Hasta hace unos días era uno de los hombres más poderosos de España, se decía que en el Gobierno había una bicefalia, Pedro Sánchez e Ivan Redondo, que tanto mandaba el uno como el otro, es más, que en realidad todo lo que hacía Sánchez estaba inspirado por Redondo.El poder ejerce una atracción indudable y conocer, hablar, almorzar, tratar a Iván Redondo parecía hacer importantes a quienes lo lograban.

Ya está bien

En mi opinión, tanto el Presidente de Gobierno como el líder del principal partido de la oposición están incurriendo en una imperdonable irresponsabilidad por su incapacidad para llegar a un acuerdo que permita la renovación de instituciones imprescindibles para el buen funcionamiento de la democracia.No tengo dudas que la mayor responsabilidad recae en Pedro Sánchez , quien hace unos días dejó dicho sin inmutarse, que no pensaba llamar a Pablo Casado para intentar desbloquear precisamente la renovación del Consejo General del Poder Judicial, del Tribunal Constitucional, del de Cuentas etc.No dudo que el señor presidente tendrá una agenda cargada pero no creo que haya muchos asuntos tan importantes como el buen funcionamiento de las instituciones.En cuanto a Pablo Casado, sin duda tiene razones sobradas,al igual que el resto de los ciudadanos, de no fiarse de Sánchez y de exigir que en la renovación de las instituciones los currículos de los futuros miembros del CGPJ o del Tribunal Constitucional pesen más que sus simpatías políticas.Puede que Casado crea que a su electorado no le gustaría verle negociando con Pedro Sánchez, aunque en mi opinión ese es un cálculo erróneo.Para que una democracia funcione es imprescindible que la renovación de instituciones tan importantes como el Tribunal Constitucional o el Gobierno de los jueces no quede en un vulgar intercambio de cromos entre el Gobierno y la oposición porque de lo contrario se resiente la credibilidad de estas instituciones.No hay excusa para que Sánchez no llame a Pablo Casado a la Moncloa y tampoco la hay para que el jefe de la oposición se siga cerrando a la posibilidad de un acuerdo.Sánchez y Casado deberían de dejar de pensar tanto en sus intereses de partido y estar a la altura de sus respectivos cargos que, dicho sea de paso, les quedan grandes a ambos.

Pues sí, Cuba es una dictadura

Ahora mismo todos los que se atreven a contar lo que de verdad pasa en Cuba se juegan la libertad.

1 2 3 4 5