Alfonso Basterra se hizo varios selfies en el tanatorio ante el ataúd de Asunta

Imagen capturada de una pantalla de televisión en la que se muestra el selfie de Alfonso Basterra
|

El periodista Alfonso Basterra, encarcelado en Teixeiro, por estar acusado de la muerte de su hija Asunta, se hizo varios selfies ante el féretro de la menor, víctima de una muerte violenta, justo en el momento en el que el féretro era velado en el tanatorio compostelano de Boisaca.

Las imágenes fueron emitidas el sábado por la noche en el programa “Un tiempo nuevo”, de Telecinco, y son un total de siete instantáneas en las que el comunicador juega con los encuadres, tiros y distancias hasta conseguir una imagen en la que se ve perfectamente su rostro sobre el ataúd blanco de la pequeña de fondo. El féretro está cubierto por ramos y coronas de flores blancas.

pies de mujer

En dos de las estampas se aprecian los pies de una mujer, por lo que al menos en esas ocasiones Alfonso Basterra no se encontraba solo.

El psiquiatra forense José Cabrera se refirió durante la emisión del programa a este contenido como un “selfie necrológico y narcisista” histórico.

En este espacio televisivo también se emitieron extractos de las declaraciones ante el juez José Antonio Vázquez Taín de Rosario Porto, que llega a decir que puede parecer “una desaprensiva” pero no lo es, ante el hecho de confundirse con horarios y situaciones por estar tan nerviosa que “no atinaba con lo que decía”.

También se proyectaron partes de los testimonios de la madrina de la pequeña, Marisel, que desveló que Asunta pasó su último verano con ella y fue “maravilloso” y la recuerda como una niña disciplinada y alegre a la que le dio “cariño y cariño”.

Exactamente igual que su cuidadora, Carmen, que, como la madrina de Asunta, no tenía constancia de que fuese alérgica y de que tomase medicación, aunque Alfonso Basterra sí contó que se medicaba para la alergia a las profesoras de un curso de verano al que iba la niña y que llegaron a encontrarla como sonámbula, falta de coordinación y dando bandazos.

La pequeña, que tenía 12 años, fue localizada muerta en un talud situado en el municipio de Teo, en las inmediaciones de Santiago, entrada la madrugada del 22 de septiembre de 2013, aunque su fallecimiento se produjo el día anterior, y sus padres, el periodista Alfonso Basterra y la abogada Rosario Porto, son los únicos imputados por este trágico episodio.

Alfonso Basterra se hizo varios selfies en el tanatorio ante el ataúd de Asunta