Todo por el compost y el reciclaje urbano

|

LOS habitantes de la Galicia rural, esa que según Xulio Ferreiro, el Varoufakis de A Gaiteira, es pura ficción, se pasaron toda la vida limpiando leiras y arrancando malas hierbas sin saber que en realidad apañaban biomasa. Como cuando preparaban el estrume para las cortes –las de los animales, ¡eh!, no las de la carrera de San Jerónimo– jamás se les ocurrió pensar que estaban elaborando compost. ¡Menudos ignorantes! ¡Qué poco partido le sacaron a la escuela unitaria! En cambio, en la Galicia urbana, al menos en A Coruña, se sabe bien qué es la biomasa, el compost y hasta los huertos urbanos. Tener una concejala de Bienestar Vegetal como María García, biotopo pata negra, tenía que servir para algo. De hecho, acaba de presentar unas cajas mágicas para facer compost na casa. Todo artesanal. El artilugio da un poco de miedo; en el interior ten uns ferros que hace pensar en una pieza de las que utilizaba la Inquisición en sus torturas. ¡Anda! si no tienen salida, siempre se podrán utilizar para castigar a los funcionarios orcos a pasar unas horas purgando sus pecados contra el Gobierno local. ¡Qué importante es reciclar!

Todo por el compost y el reciclaje urbano