Empieza la cuenta atrás para la disolución de la Fundación Fexdega

El Patronato de Fexdega se reunió el lunes después de cinco años | mónica ferreirós
|

Dicen que las cosas de palacio van despacio y es un buen dicho a aplicar a la conocida como Fundación Fexdega. El órgano ha quedado prácticamente inoperativo desde que las instalaciones del recinto ferial pasaron por completo a titularidad municipal y por eso el Patronato aprobó en su reunión del lunes su disolución. Un paso importante, aunque no definitivo. De hecho esa decisión será trasladada ahora a la Consellería de Economía e Industria, que es la que debe iniciar los trámites. Una vez se formalice la disolución todos los bienes pasarán al Concello. Eso sí, sin coste alguno.


La del lunes fue la primera reunión del Patronato en cinco años, lo que evidencia que la Fundación es a día de hoy un órgano totalmente inoperativo. Cabe recordar que dos de los miembros fundadores del organismo -la propia Consellería de Industria y la Cámara de Comercio- lo abandonaron hace ya unos años.


Según figura sobre el papel el Patronato está conformado actualmente por el Concello de Vilagarcía, la Diputación de Pontevedra y Abanca. Solo representantes de los dos primeros acudieron al encuentro del lunes. Lo cierto es que ya fue en el año 2019 cuando desde Vilagarcía se remitió un escrito a la Consellería de Economía que todavía no ha tenido respuesta. Y es que la aprobación de la disolución por parte de la administración autonómica es importante, dado que es la que ejerce el protectorado de todas las fundaciones públicas de Galicia. El alcalde también solicitó una entrevista con el conselleiro para hablarle del tema, pero tampoco ha recibido respuesta.


Así pues, dado que todos los miembros del Patronato comparten la inutilidad de mantener una Fundación que no tiene ni actividad ni personal propio se acordó volver a dirigirse a la Xunta para que falle al respecto.


Sin repercusiones prácticas

En todo caso la extinción de la Fundación Fexdega solo tendría repercusiones a nivel legal y sobre el papel. En la práctica todo se mantendría igual que hasta ahora. Así pues el Concello continuaría dirigiendo y gestionando las instalaciones con la misma filosofía que en los últimos años que es la de hacer compatible la actividad ferial con los usos deportivos con los que cuenta actualmente la nave de A Maroma.


A la espera de que la Consellería de Economía e Industria responda finalmente a la petición lanzada una vez más desde Vilagarcía los miembros del Patronato aprovecharon la reunión del lunes para ponerse al día y actualizar los trámites pendientes en la última reunión, como dar cuenta de los nuevos miembros tras las últimas elecciones locales. 

Empieza la cuenta atrás para la disolución de la Fundación Fexdega