Nueva jornada de riadas de barro y lodo inundando propiedades privadas en Guillán

Los ríos de barro y lodo no cesan en Guillán | cedida
|

Sin sorpresas. Los vecinos de Guillán sabían que las fuertes lluvias anunciadas les depararían episodios de riadas de lodo y barro. Una circunstancia que llevan viviendo desde principios de este mismo año cuando un particular inició el destierre de una zona arbolada ubicada en el alto para, al parecer, echar a andar una plantación de albariño. Las precipitaciones de la madrugada del sábado al domingo y de ayer por la mañana derivaron nuevamente en una intensa riada que fue a parar a propiedades privadas y a la zona del lavadero, que hace tiempo que no luce el aspecto que les gustaría a los vecinos.


Los citados trabajos de destierre y la situación que viven desde hace meses los vecinos de Guillan serán objeto de debate en el Parlamento de Galicia, dado que la diputada nacionalista, Montse Prado, ha decidido preguntar directamente a responsables autonómicos si la obra contaba con los permisos correspondientes no solo de la Consellería de Medio Rural, sino del departamento de Augas de Galicia. Y es que aparte de lo molesto que es tener un río de lodo y barro a las puertas de casa cada vez que llueve los vecinos están preocupados por si esto puede afectar directamente a los acuiferos que hay por la zona. Además en la anterior riada que se registró hace unas semanas el lodo y el barro llegaron incluso a la playa de A Concha a través del regato de A Tripeira.


A mayores el BNG también preguntó respecto a estos incidentes constantes si existe algún expediente sancionador abierto a la persona o particular que acometió los desbroces y que provoca ahora estos problemas de calado para los vecinos. 

Nueva jornada de riadas de barro y lodo inundando propiedades privadas en Guillán