El Ribadumia apela a la “gestión de emociones” ante el Viveiro

Fran Fandiño durante el último partido en A Senra | gonzalo salgado
|

El Ribadumia (5º con 39 puntos) recibe esta tarde a las 18 horas en A Senra al Viveiro (2º con 45 puntos) en otra jornada decisiva en la pelea por la permanencia, cuando solo restan cuatro para su conclusión. “Todas las semanas se parecen mucho con partidos importantes, cada vez queda menos y eso hace que la presión y la tensión vayan a más”, apunta el técnico local Luis Carro, que tiene las bajas de Hugo, que sigue lesionado, y de Santi, Álex Fernández y Eloy por sanción. Más allá del juego o el acierto, otra vez la clave para los locales será la gestión de emociones. “Nosotros en casa estamos bien, por mucho que los dos últimos resultados digan lo contrario, pero nos falta gestionar los diferentes momentos que tiene un partido, algo que fuimos capaces de hacer la semana pasada en Santiago”.


Enfrente estará un viejo conocido, ya que el Viveiro fue el rival al que derrotó el Ribadumia en la final gallega en pretemporada que decidió el billete a la Copa del Rey. Un rival en forma, que solo ha perdido un único encuentro en esta segunda fase y sumó 10 de los últimos 12 puntos en juego. “Es un equipo que domina muchas cosas, defensivamente muy intenso y el que mejor transiciona a nivel ofensivo y con futbolistas con capacidad de dominarte con balón”, analiza Luis Carro, que quiere que su equipo sea protagonista y tenga el control del partido. En los visitantes el técnico Jesús Gómez “Chusky” tiene la baja del sancionado Xaime.


En el partido de la primera vuelta el Viveiro ganó 1-0, pero los aurinegros no piensan en el golaverage, “solo en intentar ganar, eso es lo primordial”.

El Ribadumia apela a la “gestión de emociones” ante el Viveiro