Dani Polo completa el máximo aforo disponible en la casa de cultura de Boiro con su función “Galego maxia”

Dani Polo durante el espectáculo que ofreció en la Casa da Cultura da Cachada
|

La lluvia provocó que el espectáculo “Galego maxia” del ilusionista Dani Polo, natural de Melide, se tuviera que trasladar del escenario inicialmente previsto en la Praza da Terceira Idade, junto al centro social boirense, al auditorio de la casa de cultura de A Cachada. La reserva de entradas a través de la web municipal, debido a la limitación de aforo permitido para respetar las normativas anticovid, ya se había agotado desde horas antes, y el patio de butacas colgó el cartel de completo, e incluso hubo lista de espera.

El público disfrutó del espectáculo que se prolongó durante poco más de una hora, “pues fue un buen público”, manifestó el propio Dani Polo, y quería más, por lo que se alargó el espectáculo. Incluso varios de los asistentes interactuaron con el mago, que fue uno de los finalistas del concurso televisivo “Pura magia”. A los asistentes les llamó especialmente la atención y aplaudieron con entusiasmo el número de magia en el que una niña del público consiguió levitar. Tanto esta última como las otras personas que subieron al escenario para formar parte de función de Dani Polo tuvieron que llevar puesta la mascarilla y lavarse o rociarse las manos con gel hidroalcohólico tanto previamente a pisar el escenario como antes de abandonarlo.

Por otro lado, dentro de la programación del Verán Cultural Boiro, está previsto que a partir de las nueve de esta noche de comienzo en el lugar de Cures un espectáculo de animación musical, dirigido a un público familiar, a cargo de Cé Orquestra Pantasma, tras el que se esconde el músico autodidacta vigués César Freiría, que interactuará con el público. La actuación se basará en el disco-libro “A voar”, en el que la protagonista, Xoana, movida por su curiosidad y deseo de volar, emprende un largo viaje que le cambiará la vida, y le mostrará que a través de la cooperación se es capaz de mejorar la vida. 

Dani Polo completa el máximo aforo disponible en la casa de cultura de Boiro con su función “Galego maxia”