La primera semana del libre marisqueo evidencia la falta de productividad de Os Lombos

Los mariscadores no salieron contentos de sus primeras jornadas en Os Lombos | gonzalo salgado
|

Se han cumplido los pronósticos que advertían que el inicio de la campaña del libre marisqueo en Arousa tendría como eje común la falta de producto. Los datos provisionales facilitados por la Consellería do Mar evidencian capturas bajas, aunque también apuntan a una recuperación del berberecho en la zona de Os Lombos. Y es que si en la primera semana de la pasada campaña se recogían apenas 4 kilos en esta la cifra se sitúa en 87,9. Lejos, eso sí, de esas campañas históricas de hace años que convertían a esta zona del libre marisqueo en una de las más ricas de la Ría en este molusco bivalvo. En este mismo enclave se capturó solo un kilo de almeja babosa y 139,91 de japónica, cifras que se alejan de los mejores años de la campaña.

En O Bohído la babosa tampoco ha destacado por su cantidad. De hecho desciende respecto a las cifras registradas hace un año y se recogieron 1.427 kilos. De la almeja fina fueron un total de 69,65 y de la japónica 188. La rubia alcanzó los 30 kilos y el reloj 310.

Las cifras tampoco son extremadamente esperanzadoras en Cabío, el tercer banco gestionado por la asociacion de “Rañeir@s”. Solo se capturaron 8,5 kilos de berberecho y 332 de almeja babosa. De otras especies como la japónica fueron 17,3 y de la fina 12,6. El reloj intentó satisfacer a los mariscadores con 187,7 kilos.

En las otras zonas del libre marisqueo el berberecho destacó con 447 kilos y también la babosa con 294 en total. La rubia logró 901 kilos y la japónica 312,75 según estos datos provisionales facilitados por la Consellería do Mar. De la almeja fina se recogieron 74 kilos en total.

Cabe recordar que para el marisqueo a flote de la Ría de Arousa esta es una de las campañas más importantes del año, dado que se extiende varios meses y nutre a un importante número de familias marineras. 

La primera semana del libre marisqueo evidencia la falta de productividad de Os Lombos