• Martes, 17 de Octubre de 2017

El juez dicta el sobreseimiento del caso de Diana Quer por falta de sospechosos

A pocos días para que se cumplan ocho meses de la desaparición de la joven Diana Quer en A Pobra, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Riveira comunicó ayer el sobreseimiento provisional de la causa, así como la decisión de no prolongar más el secreto del sumario.

El juez dicta el sobreseimiento del caso de Diana Quer por falta de sospechosos
La madre de Diana, ayer, tras salir del edificio judicial de Riveira donde conoció la decisión | gonzalo salgado
La madre de Diana, ayer, tras salir del edificio judicial de Riveira donde conoció la decisión | gonzalo salgado

A pocos días para que se cumplan ocho meses de la desaparición de la joven Diana Quer en A Pobra, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Riveira comunicó ayer el sobreseimiento provisional de la causa, así como la decisión de no prolongar más el secreto del sumario.

El titular del órgano judicial, Félix Isaac Alonso Peláez, acordó ambas decisiones justificándolas en su auto en que “si bien existen indicios de la desaparición no voluntaria de doña Diana María Q.L.P., pudiendo haber tenido lugar otros ilícitos graves frente a ella, no existen motivos suficientes para acusar a determinada o determinadas personas como autores, cómplices o encubridores”.

Varias líneas abiertas
Es más, la investigación policial seguirá abierta —manejando varias líneas de análisis— aunque, manifiesta el juez, en ninguno de estos frentes de trabajo hay por el momento existencia alguna de “indicios superiores a las meras sospechas”, lo que no permite abrir diligencias contra nadie.

Esta falta de concreción de supuestos responsables es la que motiva este cambio en el panorama a nivel jurídico en la investigación. El auto insiste: “Debe tenerse en cuenta que en el momento actual no existen indicios para dirigir las actuaciones frente a persona alguna determinada, no existiendo indicios de criminalidad, o habiéndose descartado, sobre las personas policialmente sospechosas”, extremo que también apunta el propio Ministerio Fiscal en un informe previo. En síntesis: Hubo sospechosos policiales, pero sobre ninguno se detectaron indicios que permitan abrir causa judicial contra ellos.

Secreto, “desproporcionado”
En cuanto al levantamiento del secreto del sumario de actuaciones, el juez explica que se mantuvo durante casi ocho meses, con sucesivas prórrogas, para “evitar interferencias o acciones que pongan en riesgo el éxito de la investigación”. El último plazo del secreto vencía hoy y no se renovará. El titular del juzgado considera que seguir manteniendo las actuaciones ocultas para las partes resulta “desproporcionado” a la vista de los últimos avances en la investigación, esto es, “a raíz de las últimas diligencias practicadas, en concreto de las grabaciones orales cuyo resultado se ha incorporado a la causa, y debiendo estar a la espera del análisis y cotejo policial de la gran cantidad de datos de tratamiento telefónico obtenidos con autorización judicial”.

Ambas decisiones fueron comunicadas ayer directamente en el juzgado a los padres de la joven desaparecida, Juan Carlos Quer y Diana López-Pinel. Ambos fueron citados al mediodía, no para declarar, sino para trasladarles de primera mano la situación actual del caso.

Los padres de Diana Quer entraron y salieron de forma separada del edificio judicial riveirense, pero su sentir fue común al valorar la resolución como una “mala noticia”. Juan Carlos Quer instó públicamente al Gobierno, además, a interceder en favor de la búsqueda de los responsables de la desaparición de su hija.

Situación “provisional”
En todo caso, ambas decisiones judiciales son provisionales y reversibles, ya que se toman “sin perjuicio de lo que del curso de la investigación pueda derivarse, pudiendo acordarse de nuevo el secreto de parte o de la totalidad de las actuaciones en caso de resultar necesario” y señalando que “en caso de ser posible la incorporación de nuevos elementos fácticos, se acuerde la reapertura de proceso penal”.

Contra el auto todavía puede presentarse recurso de reforma y /o de apelación.