• Miércoles, 13 de Diciembre de 2017

Las criptomonedas, una revolución económica que acaba de comenzar

El dinero virtual está ganando cada vez más peso tanto por acogida como por valor. ¿Llegará a sustituir al dinero tradicional?

Las criptomonedas, una revolución económica que acaba de comenzar
criptomonedas
criptomonedas

Desde hace relativamente poco tiempo, la evolución tecnológica ha sido artífice, y en parte testigo, de una nueva forma de dinero. Las criptomonedas, también conocidas como criptodivisas, han llegado al mercado digital para cambiar el concepto de dinero tal cual lo conocemos y ofrecer un sistema directo, transparente y, sobre todo, con un elevadísimo valor monetario.

Para el que no las conozca, las criptomonedas son un medio de intercambio digital que nos permite obtener bienes y servicios de forma similar a como lo haríamos con el dinero tradicional; sin embargo, estas se mueven mayoritariamente a través de plataformas digitales y su valor, como ya hemos dicho, dista mucho del de cualquier moneda actual.

Por poner un ejemplo de lo que puede llegar a costar una ciberdivisa, podemos hablar del Bitcoin. Este, nacido en 2012 y pionero del concepto actual que tenemos de este dinero virtual, cuenta actualmente con un valor de 11.056,75 € por BTC (Bitcoin). Las diferencias son abismales, y es que su valor sigue creciendo a medida que más y más usuarios y establecimientos caen rendidos a sus encantos.

Tras conocer el valor que supone una sola unidad de esta moneda, seguramente a muchos os ronde por la cabeza la gran duda de saber cómo se puede conseguir esta forma de dinero. Actualmente, el método radica en el uso de sistemas informáticos, a través de un procedimiento denominado minería. Equipos preparados trabajan con inmensas cantidades de datos para conseguir una serie de claves con las que, a cambio, se recibe una unidad de Bitcoin. El proceso es tan exigente que la mera idea de intentar falsearlo es algo automáticamente descartable por los costes que supone.

Sin embargo, todo esto lleva tiempo dejando de ser novedad. Desde que naciera el Bitcoin gracias al algoritmo del japonés Satoshi Nakamoto, el concepto de criptomoneda se ha asentado y ha evolucionado a un ritmo imparable en estos años. Tanto, que ya hay multitud de ellas para elegir e incluso con las que operar en diferentes brókers. Su valor es tal y su presencia es tan importante ya que no pueden pasar desapercibidas ante las miradas de los especuladores y el mercado bursátil.

Numerosos profesionales del mercado trabajan ya con esta nueva forma de dinero, demostrando al mundo que su uso es algo cada vez más normalizado. Han dejado de ser una incógnita para convertirse en la comidilla de muchas conversaciones, sobre todo de debates sobre su transparencia y legalidad; pero lo cierto es que son un fenómeno que ha llegado para quedarse y, probablemente, para cambiar nuestro sistema monetario en el medio-largo plazo.

Como acabamos de decir, son muchos los expertos que las estudian, aprenden sobre ellas y trabajan con ellas. De hecho, algunos incluso ofrecen cursos de formación para que otros profesionales puedan comenzar a descubrir qué hay tras los famosos blockchains y el dinero virtual. Un caso reciente lo tenemos con el experto en trading y finanzas Uxío Fraga quien, hace pocos días, impartió una formación tan necesaria como novedosa.

El Curso de trading con bitcoins del gallego Uxio Fraga ha demostrado la existencia de una demanda por adquirir más conocimientos sobre este terreno tan plagado de incógnitas. Con él, este experto ha querido impartir unas nociones sobre cómo aprovechar la rentabilidad del Bitcoin a través de su valor en el mercado y el estudio de las tendencias para poder determinar cuándo y cómo actuar debidamente.

Un ejercicio propio de la bolsa que, ahora, abarca un terreno más, y no uno cualquiera. Las criptodivisas no tienen interés por ser un producto más. Su sistema, su planteamiento, su función e incluso su alto valor las posicionan como la senda a seguir en el ámbito de la economía. Aún queda mucho por delante, pero lo que está claro es que no son algo pasajero.

Cada vez más establecimientos online aceptan el pago con ellas, incluso algunas tiendas físicas también. De esta forma, una moneda que había nacido en el ámbito de internet para ser empleada en este ha conseguido romper las barreras y saltar a nuestro plano. Y esto, evidentemente, es un gran indicativo ya no solo de su éxito, sino del potencial que tiene. De hecho, esto apunta a ser solo el comienzo.

De cara al medio plazo, queda mucho por asimilar y regular. Las criptomonedas no cuentan con el respaldo de ningún gobierno ni entidad financiera, y eso es algo que todavía crispa a numerosas figuras de diferentes sectores. Pero lo cierto es que su crecimiento es imparable y que cada vez más personas las usan. De hecho, puede que pronto no, pero en el largo plazo sean capaces de desbancar al dinero actual. Aunque, repetimos, para eso queda mucho tiempo y camino por recorrer.