La Xunta quiere que en el primer semestre estén resueltas las ayudas por los fuegos

 

La Xunta aseguró que trabaja para avanzar en su compromiso de “agilidad” respecto a los convenios para acceder a las ayudas que puso a disposición de los ayuntamientos afectados por los incendios para reparar los daños a los bienes.

 

La Xunta quiere que en el primer semestre estén resueltas las ayudas por los fuegos
El municipio ourensano de Carballeda de Avia fue uno de los afectados por los incendios de octubre de 2017 | archivo ec
El municipio ourensano de Carballeda de Avia fue uno de los afectados por los incendios de octubre de 2017 | archivo ec

La Xunta aseguró que trabaja para avanzar en su compromiso de “agilidad” respecto a los convenios para acceder a las ayudas que puso a disposición de los ayuntamientos afectados por los incendios para reparar los daños a los bienes. El objetivo es que todas las líneas que abarca la orden estén resueltas en el primer semestre del año.
Precisamente, alcaldes de varios municipios afectados por la ola de fuegos de octubre reclamaron ayer a la Xunta mayor celeridad en las actuaciones y ayudas pendientes cuando se van a cumplir cuatro meses de los incendios que arrasaron unas 49.000 hectáreas y provocaron la muerte de cuatro personas.

Información
En un comunicado, la Administración gallega señaló que ha remitido una misiva a los municipios de la provincia de Ourense afectados por los incendios para informarles de la tramitación de los convenios para acceder a estas ayudas, indicando que se inicia ahora este proceso con los distintos ayuntamientos beneficiados (18 en Ourense).
“En próximas fechas, técnicos de la Xunta contactarán con los municipios con el objetivo de realizar la comprobación definitiva de los daños y de sus cuantías. Las ayudas serán financiadas al 50% por la Vicepresidencia de la Xunta, y necesitarán la colaboración por parte de otras administraciones”, señala.
Vicepresidencia matizó, no obstante, que algunas de las ayudas solicitadas “no cumplían los requisitos” por tratase de bienes de titularidad privada o subvencionables por otros departamentos, como el caso de la señalización turística (Secretaria Xeral para o Turismo), instalaciones deportivas (Deporte), acondicionamiento de Tecores (Consellería de Medio Ambiente) o recogida de madera quemada (Consellería de Medio Rural).
Finalmente, la Xunta defendió que habilitó la orden de ayudas “menos de una semana después” de la ola de incendios de octubre y que “las más urgentes”, las de daños personales y familias realojadas, “ya han sido abonadas”.
En total, en las nueve líneas de ayudas, se han registrado 1.275 peticiones por valor de 22 millones de euros, a la espera de que el proceso de valoración y estudio determine la cifra definitiva de concesión.
Los alcaldes de varios municipios afectados por la ola de fuegos de octubre reclaman a la Xunta mayor celeridad en las actuaciones y ayudas pendientes. En la conocida como “zona cero” de los incendios, en el municipio de As Neves, el alcalde, Xosé Rodríguez (BNG), denunció que la Xunta “se comprometió a realizar convenios que no se materializaron”. “Se echa de menos una respuesta más ágil”, lamentó.
En la misma línea se expresaron regidores de municipios como Ponteareas, Nigrán y Carballeda de Avia, el último de los cuales, Luís Milia (PSOE), resumió su malestar: “Va para cuatro meses y seguimos igual”.
En As Neves, Xosé Rodríguez explicó que los incendios han dado lugar a “daños colaterales” como la contaminación ambiental tras quemarse tejados y cubiertas de uralita que han provocado la liberación de amianto, dañino para la salud, en más de 70 puntos del municipio. 
Sin embargo, censuró que siguen “sin respuesta” por parte de la Xunta, que se comprometió a aportar soluciones que no llegan.
“Estuvimos solos para apagar los fuegos, sin nadie que nos ayudase más que la solidaridad de la gente. La Xunta anunció ayudas para los que perdieron sus casas, pero a día de hoy no ha llegado ni un euro”, reprobó el primer edil de Carballeda de Avia, en donde ardió el 75 por ciento de su territorio en el mes de octubre.
Para hacer frente a un gasto de 350.000 euros con el fin de reponer servicios básicos en un pequeño ayuntamiento como Carballeda de Avia se tuvo que llegar a acuerdos con empresas que “pasarán la factura cuando haya liquidez”. “Pero de la Xunta no vimos ni un euro”, incidió el regidor socialista.