El PSOE de Vilanova acusa al ejecutivo de superar el límite legal de contratos directos

El PSOE de Vilanova insistía ayer en las denuncias contra el gobierno local por el supuesto uso de fondos del Ayuntamiento para actos del Partido Popular

El PSOE de Vilanova acusa al ejecutivo de superar el límite legal de contratos directos
Los socialistas vilanoveses, durante una comparecencia, en su sede local | d. a.
Los socialistas vilanoveses, durante una comparecencia, en su sede local | d. a.

El PSOE de Vilanova insistía ayer en las denuncias contra el gobierno local por el supuesto uso de fondos del Ayuntamiento para actos del Partido Popular. Además, acusan al ejecutivo de superar “en tres veces” el límite legal de contrataciones directas, para, presuntamente, favorecer a empresas amigas.
Así lo sostienen en un nuevo comunicado, tras uno anterior en el que retaban al alcalde, Gonzalo Durán, a hacer públicas las facturas y justificantes de las cenas de Navidad del PP y de actuaciones musicales. Tan seguros estaban los socialistas de que estos documentos no existían que habían anunciado la dimisión de su ejecutiva en bloque si el popular podía probar con documentos que se equivocaban.
Por ello, pasado el tiempo sin que el regidor actuase en este sentido, afirma el grupo opositor que “queda constancia da covardía do señor Durán, que só se dedica a insultar e descualificar”, en alusión a las críticas vertidas contra el portavoz socialista, Javier Dios.
“Non existen as facturas nin os xustificantes”, reafirman, por lo que van más allá y hablan directamente de “trato de favor ao amigo e ex concelleiro do PP e á súa vez organizador dos eventos do Partido Popular en Vilanova”.

Ante Hacienda
En los últimos años, y a la espera de solicitar nuevas facturas al Concello, el PSOE sostiene que el gobierno local superó en “tres veces” el máximo legal en contratos directos, “sen competencia”. El límite “está en 18.000 euros e no ano 2013 se contratou por importe de 44.467,50 e no 2014 por importe de 58.092,10”.
Por ello, pedirán informes a Intervención y Secretaría y “de considerar a conduta irregular”, los presentarán ante Hacienda, a fin de determinar posibles sanciones. “Había, pois, gato encerrado”, concluyen los socialistas.