• Viernes, 24 de Noviembre de 2017

Telefonía y electricidad copan en la villa la mayor parte de las reclamaciones a Consumo

El Concello de Cambados hizo públicos ayer datos de la Oficina de Consumo en los que se constata que la mayoría de quejas de los consumidores son interpuestas contra empresas de telefonía y eléctricas. En el primero de los casos, se presentaron 19 reclamaciones en lo que va de año, 10 en el caso de las compañías de la luz. 

Telefonía y electricidad copan en la villa la mayor parte de las reclamaciones a Consumo
El Concello ofrece un servicio de mediación que soluciona la mayoría de quejas | d. a.
El Concello ofrece un servicio de mediación que soluciona la mayoría de quejas | d. a.

El Concello de Cambados hizo públicos ayer datos de la Oficina de Consumo en los que se constata que la mayoría de quejas de los consumidores son interpuestas contra empresas de telefonía y eléctricas. En el primero de los casos, se presentaron 19 reclamaciones en lo que va de año, 10 en el caso de las compañías de la luz. 
La instalación de nuevos contadores, excesiva potencia y consecuente incremento del gasto y el nuevo método de tarificación impuesto por el Gobierno central son algunas de las más frecuentes quejas. 
En menor medida, también hay protestas contra talleres de coches, empresas de transportes de mercancías y viajeros, marcas de ropa por productos defectuosos e incluso contra una inmobiliaria que se negó a devolver el importe de la fianza una vez expiró un contrato de alquiler.
Centro de salud
La Oficina de Consumo constató también un incremento de quejas relacionadas con el centro de salud, especialmente, por atrasos en recetas, cierres del centro, recorte de horarios y ausencia de médicos. Desde el Concello instan a los vecinos a reclamar ante las oficinas de atención al paciente, ya que estos recortes también los sufren los facultativos del ambulatorio, indican. 
Otro de los servicios prestados en la Oficina es el de consultas  (más de un centenar) por abusos bancarios y cláusulas suelo. 
Buena parte de las quejas son solucionadas por el servicio de mediación municipal, a través de un arbitraje que también implica la visita de algún técnico a negocios locales cuando las reclamaciones son al pequeño comercio, para entablar una negociación. 
En lo que va de año, 42 reclamaciones no pudieron ser resueltas a nivel municipal, por lo que fueron derivadas al servicio provincial de Consumo, una cifra inferior, aún así, a la de 2016: Entonces, solo de marzo a diciembre, el dato se situaba en 56. l